Micromarketing

Lectura: 2 min

El micromarketing es la personalización de las acciones de venta por el conocimiento profundo de los intereses y hábitos del consumidor individual.

Así se define el micromarketing, una práctica que tiende a generalizarse para llegar a un tipo de público más concreto. Bajo esta estrategia, el público objetivo se considera como una suma de microsegmentos, de nichos de mercado únicos, pero de gran tamaño. Con promociones y acciones más precisas.

El marketing segmentado consigue los mejores resultados para las empresas si los costes están bajo control. Con el micromarketing, los esfuerzos de publicidad se centran en un pequeño grupo de consumidores muy específico que comparten necesidades semejantes.

¿Por qué aplicar el micromarketing?

Entre los argumentos principales para aplicar el micromarketing se encuentran:

  • Al poder ofrecer publicidad segmentada y personalizada, los costes de inversión son menores.
  • Permite canalizar todos los esfuerzos de venta a un nicho muy concreto, por lo que reduce la dispersión.
  • Da un trato más personalizado al cliente, por lo que este estará más agradecido y tendente a la compra.
  • La venta directa permite un contacto directo con el cliente, el cual no habla con una red de intermediarios ni con terceras partes.
  • La empresa recibe muchos datos a través de los lectores de barras de las tiendas, las tarjetas de fidelización, las encuestas…, que le permiten ofrecer productos a gusto del consumidor.

Acciones que contempla el micromarketing

Entre las acciones que realiza el micromarketing podríamos destacar:

  • Con Facebook Ads se pueden crear anuncios que se dirigen en concreto a un público muy concreto. Ya que se pueden establecer filtros con parámetros como el género, la edad, el lugar de residencia, los intereses…
  • Las cookies que se instalan en tu equipo informático cuando el usuario visita una página web se convierten en fieles aliadas para tu estrategia de micromarketing. Ya que son archivos creados por los anunciantes que contienen pequeñas cantidades de datos que permiten conocer sus gustos.
  • Con el retargeting, los anuncios de una misma red de publicidad (relacionados) aparecen una y otra vez en las webs que el usuario ha visitado, aunque no haya materializado la compra.

El micromarketing es en una importante herramienta para las empresas. En los mercados competitivos, especializarse es la clave que marca la diferencia.

El marketing masivo tiene desventajas. Mientras, el micromarketing da la opción de acercarse al consumidor individualizado, a conocerlo, y a investigar su entorno. En ocasiones las pequeñas ideas pueden tener un gran impacto si se ponen en marcha de manera adecuada.

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario