New York Board of Trade 

Lectura: 2 min

La New York Board of Trade (NYBOT) es un mercado bursátil donde se transan contratos de futuros y opciones sobre commodities agrícolas. Estos pueden ser azúcar, algodón, café, cacao o jugo de naranja.

En la NYBOT también se compran y venden instrumentos financieros cuyos activos subyacentes son monedas, tipos de interés o índices de determinados mercados.

La regulación de la NYBOT está a cargo de una agencia llamada U.S. Commodity Futures Trading Commission (CFTC). Dicho organismo es parte del gobierno estadounidense, pero actúa de manera autónoma.

Origen de la New York Board of Trade

El origen de la New York Board of Trade fue la bolsa de comercio de algodón, The New York Cotton Exchange(NYCE), constituida en 1870. Dicho mercado adquirió en 1998 la bolsa de comercio de café, azúcar y cacao, o Coffee, Sugar & Cocoa Exchange(CSCE), que había sido fundada en 1882.

La oficina de la NYCE se ubicaba en el 2001 en el World Trade Center, siendo destruidas en el ataque del 11 de setiembre. En consecuencia, la bolsa tuvo que trasladarse a un inmueble de respaldo en el suburbio de Queens. Así, retomó sus operaciones seis días después de la tragedia que enlutó EE.UU.

En el 2004, el NYCE y el CSCE se fusionaron formalmente bajo el mismo nombre, la NYBOT. Dicha bolsa fue comprada posteriormente por la firma Intercontinental Exchange (ICE), formando parte de ella desde enero del 2007. Así, desde febrero de ese mismo año, se comenzaron a habilitar operaciones por vía electrónica.

Importancia de la New York Board of Trade

Para entender la importancia del New York Board of Trade debemos recordar el origen de su antecesora. La NYCE surgió para facilitar la compra/venta de futuros de algodón.

Los futuros fueron creados para enfrentar un problema: la incertidumbre. El precio del algodón fluctúa permanentemente en el mercado financiero por ley de oferta y demanda, lo que complicaba (y complica) a los fabricantes de prendas la planificación de su negocio.

Con los contratos a futuro, los confeccionistas pueden fijar con anticipación el precio por el que comprarán sus insumos. Para estandarizar dichas transacciones, en aspectos como condiciones y plazos, se forman mercados como el NYCE.

Cabe destacar que, con los futuros, se reduce también la incertidumbre para los ofertantes. Los productores de algodón pueden establecer el precio que recibirán por su mercancía, por ejemplo, tres meses antes de venderla.

Otro punto a recalcar es que, para participar en mercados como el NYBOT, se requiere que la calidad de la materia prima sea siempre la misma. Así, se garantiza mayor seguridad para compradores y vendedores.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario