Triple suelo

El triple suelo es una figura de análisis técnico de tipo chartista. Se produce cuando la cotización de un activo financiero, tras una tendencia bajista, forma tres mínimos consecutivos en el mismo nivel de precios.

El triple suelo se forma cuando el precio no consigue superar los dos mínimos anteriores (situados en el mismo precio), rebota desde dicho nivel y da comienzo una tendencia alcista. Según los manuales de análisis técnico y análisis chartista, se debe analizar junto con el volumen bursátil para no confundirlo con otras figuras.

triple suelo

Su análisis es exactamente igual que el del doble suelo, con la diferencia de que al ser tres mínimos es más complicado de analizar.

Análisis de un triple suelo

Cómo hemos dicho anteriormente, para analizar un doble suelo tendremos en cuenta el gráfico y el volumen bursátil. La siguiente figura muestra cuales son las consideraciones a tener en cuenta en un triple suelo:

 

 

triple suelo

El análisis de un triple suelo se puede dividir en cuatro etapas:

  • Primera etapa: El activo está en tendencia bajista y en el punto 1 forma su primer mínimo. El volumen se comporta de forma normal aunque se reduce en la subida. En este momento no sabemos qué figura chartista se formará.
  • Segunda etapa: El precio del activo vuelve a caer y el punto 1 actúa como soporte. El volumen aumenta ligeramente pero es menor al punto 1. Se forma el segundo mínimo o punto 2. De nuevo vuelve a reducirse en la subida.
  • Tercera etapa: El precio se dispone a caer por tercera y última vez hasta el soporte. El volumen vuelve a aumentar pero se sigue reduciendo respecto a 1 y 2. El volumen comienza a aumentar en el rebote.
  • Cuarta etapa: El precio rompe la resistencia con un considerable aumento de volumen. La resistencia pasa a ser soporte (lo que se conoce como reversión o throwback) con una reducción del volumen (círculo rojo). Esta última etapa confirma el patrón y es un buen momento para añadir una posición larga.

Ejemplo de un triple suelo

A continuación veamos un ejemplo de una cotización real de un triple suelo:

Como vemos, en la realidad, la figura no es exactamente la misma que representación teórica. Esto muestra que existen variantes y que en la práctica el analista debe adaptarse. De todos modos, se puede apreciar perfectamente la primera etapa (tendencia bajista, formación del primer mínimo y caída del volumen en la primera subida), la segunda etapa (formación del segundo mínimo y se vuelve a reducir el volumen en la subida), tercera etapa (formación del tercer mínimo y aumento de volumen en la última subida) y cuarta etapa (rotura con fuerza de la resistencia, reversión a la resistencia marcada con el círculo rojo). Por último se cumple el objetivo de su altura.

Diferencia entre triple suelo y rectángulo de suelo

La diferencia teórica entre un triple suelo y un rectángulo bursátil de suelo reside en el número de mínimos. Un rectángulo de suelo tiene más de tres mínimos. Si tuviera dos mínimos sería un doble suelo, en el caso de tener tres mínimos es un triple suelo y en el caso de tener más es un rectángulo de suelo.

El análisis y las implicaciones son prácticamente las mismas. Es decir, que al margen de pequeños detalles del análisis y pequeñas diferencias en el aspecto visual viene a implicar lo mismo.

Lo realmente importante de la identificación de las figuras es la implicación. Sea un doble suelo, un triple suelo, un rectángulo o un hombro cabeza hombro, lo esencial es determinar que todos son figuras de agotamiento de tendencia.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario