Una compra-venta al contado es una operación donde el pago de los productos o bienes que se han adquirido se realiza en el momento de la entrega. Es opuesta a la compra-venta a crédito, donde se abona el dinero después de que se haya recibido lo que se ha comprado, generalmente, a cambio de unos intereses.

Pueden comprarse al contado todo tipo de productos que estén englobados en el comercio, e incluso las acciones negociables; de hecho, y aunque son más comunes en transacciones de escaso valor económico, nada impide que se hagan operaciones al contado con objetos que mantengan precios elevados. En este sentido, es importante recordar que no necesariamente el pago al contado se realiza en efectivo, ya que puede hacerse mediante cheque, tarjeta de débito o transferencia bancaria, entre otras alternativas.

Modalidades de pago al contado

  • Dinero en efectivo.
  • Cheque: documento por el que la persona que lo expide da la orden al banco o entidad financiera, en la que tiene depositados fondos, para que pague el cheque a una tercera persona.
  • Transferencia bancaria: operación por medio de la cual los titulares de cuentas bancarias pueden realizar un traspaso de fondos entre dos cuentas, del mismo titular o de dos titulares distintos, en el mismo o en distinto banco, en la misma localidad o a otra diferente.
  • Giro postal: consiste en el envío de dinero a través del servicio postal de Correos, para ser entregado a una persona beneficiaria. Existe una modalidad de giro postal, denominada giro telegráfico, de tipo urgente, en el que el tiempo que transcurre entre envío y recepción es de unas horas.
  • Abono en cuenta: consiste en el ingreso en efectivo de una cantidad de dinero, que realiza un ordenante en la cuenta bancaria del beneficiario.
  • Tarjetas de crédito: supone un contrato especial entre el emisor -banco o entidad de crédito- y el comerciante por el que el primero se compromete a pagar las facturas y el segundo a aceptar los pagos con tarjetas. El comerciante pagará al banco un porcentaje sobre el importe de la venta abonada con tarjeta de crédito; mientras, las entidades bancarias, quiquenal o mensualmente, cargan en la cuenta corriente del titular de la tarjeta la totalidad o parte de los pagos efectuados en la quinquena o mes anterior, con lo que, siendo una forma de pago al contado, se difiere para el comprador; igualmente, para el vendedor supone un cobro al contado.
  • Tarjetas de débito: mediante estas tarjetas, sus titulares pueden realizar los pagos de sus compras o disponer del dinero de sus cuentas en los cajeros automáticos. A diferencia de las tarjetas de crédito, las disposiciones de dinero se adeudan de inmediato en la cuenta, siendo condición necesaria que ésta tenga saldo suficiente.

Justificación de pago: el recibo

El recibo es el documento que emite la persona que cobra una cantidad de dinero y que entrega al que paga como justificante de que se ha recibido esa determinada suma. En la matriz -la parte izquierda del documento completo, el cual se rasga para entregar el recibo en sí- se escribe de forma abreviada el contenido del recibo; asimismo, el recibo se entrega firmado a la persona que paga, mientras que dicha matriz queda en poder de quien realiza el cobro como justificante del pago.