La balanza de rentas es un documento contable que recoge todos los ingresos y pagos, que son generados por los factores productivos de un país. Estos factores productivos son el capital y el trabajo; pueden ser nacionales en el exterior o no residentes en el propio país.

En este documento contable se registran todas las operaciones derivadas del comercio de bienes y servicios, así como las operaciones derivadas de los movimientos de capital, entre unos países y otros. Esta balanza es una sub-cuenta de la balanza por cuenta corriente, que a su vez, pertenece a la balanza de pagos.

Características de la balanza de rentas

Los diferentes tipos de transacciones se estructuran en tres grandes cuentas: Balanza por cuenta corriente, balanza de capital y balanza financiera. La balanza de rentas, forma parte de la balanza por cuenta corriente. El conjunto de balanzas, siempre estará equilibrada, es decir, el saldo de la balanza de pagos es siempre cero.

La balanza de rentas está compuesta por dos sub balanzas: las rentas del trabajo y las rentas del capital.

  • Las rentas del trabajo, recoge el saldo entre las rentas pagadas por el extranjero a residentes interiores y las rentas pagadas por el propio país a residentes extranjeros.
  • Las rentas de capital, hacen referencia a los ingresos y pagos derivados de los rendimientos de los movimientos de capital (dividendo e intereses).

Ejemplo de la balanza de rentas

Un ejemplo de rentas de trabajo que se incluyen dentro de la balanza de rentas, sería por ejemplo, la remuneración de los trabajadores fronterizos, estacionales y temporeros.

Un ejemplo de las rentas de capital que se incluyen dentro de la balanza de rentas, sería por ejemplo, los intereses, los dividendos o beneficios, que son generadas por cada una de las rúbricas que se incluyen en la cuenta financiera (inversiones directas, inversiones en cartera y otras inversiones).