Como puedes leer en la definición del RSI, éste es un indicador muy utilizado en análisis técnico para saber si el precio de un activo se encuentra sobrecomprado o sobrevendido. Para calcular el RSI necesitamos comparar la magnitud de las últimas variaciones del precio. Parece un cálculo complicado pero en realidad es muy sencillo.

Primero debemos sumar las variaciones de las últimas subidas y dividir entre las últimas bajadas. Y después aplicar esta fórmula:

RSI = 100 – 100 / (1 + RS*)

El RS* es la Media de subida de las últimas subidas entre la media de las últimas bajadas.

Para entender mejor cómo calcular el RSI vamos a verlo con un ejemplo.

Ejemplo del cálculo del RSI

Normalmente se suele utilizar el RSI para 14 periodos, aunque también es muy utilizado el RSI para 9 y 25 periodos.

Para facilitar la compresión vamos a calcular el RSI para 9 periodos. Anotando la variación de precios en la acción de Iberdrola de cada díá:

Día 1: 6,02€

Día 2: 5,95€

Díá 3: 5,95€

Día 4: 5,98€

Día 5: 5,83€

Día 6: 5,81€

Día 7: 5,86€

Día 8: 6,06€

Día 9: 6,09€

Primero calcularíamos el RS:

El día 2 bajó 0,07 puntos (6,02-5,95). Por lo que lo añadimos a la lista de bajadas. Hacemos esto para los 9 períodos y calculamos la media de subidas y la media de las bajadas:

RSI Iberdrola

Como podemos observar en la parte inferior del siguiente gráfico, el RSI de Iberdrola se encuentra en el momento en que realizamos el cálculo (11 de Mayo) en los 56,36 puntos. Lo que indica que está en niveles normales, pero más cerca de estar sobrecomprado que sobrevendido.

Fuente del gráfico: bolsamania.com

Fuente del gráfico: bolsamania.com