El Copywriting o creación de contenido es una técnica de escritura persuasiva dedicada a que el lector realice una acción determinada.

Podemos encontrarla en cualquier parte: nuestra vida diaria, en publicidad, cuñas de radio, en la política, correos electrónicos, entre otros. Aunque el mejor ejemplo de copywriting son los niños. ¿Por qué? Siempre dan motivos para no querer realizar algo, además de manera muy justificada, es aquí cuando nosotros debemos tener las destrezas suficientes para persuadirlos y que finalmente hagan lo que nosotros consideramos que es mejor para ellos y deben hacer en ese momento. Por eso decimos que el copywriting siempre está en nuestra vida diaria.

En la actualidad, el copywriting se utiliza para todo lo mencionado anteriormente, pero especialmente está enfocado a los negocios digitales, en concreto el lenguaje que utilizamos para nuestras webs.

¿Qué debemos saber para utilizar el lenguaje adecuado?

Estos son los principales factores que debemos tener en cuenta para realizar copywriting:

  • Conocer nuestro cliente ideal: tiene problemas que nosotros podemos solucionar, apreciará nuestro trabajo, nos pagará lo que valemos y nos verá como una necesidad valiosa no como un incordio. Por ejemplo: si una pyme necesita una web y nosotros ofrecemos este servicio, nos verá de esta forma ya que lo que les interesa es que resolvamos su problema y hagamos la web que ellos necesitan. ¿Por qué es importante conocer a nuestro cliente ideal? Nos ayudará a seleccionar las palabras clave de nuestra página, enfocar nuestro lenguaje hacía el y tendremos más inspiración para escribir ya que sabremos a quién están dirigidas nuestras palabras.
  • Conocer bien nuestro proyecto: debemos saber a qué nos dedicamos y ofrecer una definición clara de lo que hacemos para que el público sepa de manera inmediata que podemos ofrecerle. Una buena forma de saber cómo somos y qué hacemos es elaborar un plan de negocio inicial para valorar todo lo que ofrece nuestro proyecto y definir sus claves y características para que lleguen al cliente potencial de manera sencilla y directa. Esto hará que podamos enfocar nuestras palabras de manera adecuada para darnos a conocer.
  • Trabajar de manera adecuada nuestros titulares: es importante realizarnos las siguientes preguntas cuando trabajamos: ¿Quiero seguir leyendo más con este título? ¿Lo diría exactamente con las mismas palabras si volviera a crearlo? ¿Si lo uniese junto a una llamada a la acción clicaría sobre él?

En base a esto podemos ir creando nuestros titulares siguiendo métodos como el siguiente:

  • Escribir varios títulos provisionales.
  • Elegir un título comodín.
  • Crear una estructura en base a ese titular.
  • Ir desarrollando la información.
  • Cuando edite la información final, le doy el toque definitivo al títular.

¿Qué conseguiremos con todo esto?

Nuestro objetivo es desarrollar webs y proyectos que generen ventas. Si utilizamos y trabajamos el lenguaje adecuado conseguiremos que el lector realice las acciones que deseamos. Junto con el copywriting se puede utilizar el marketing de contenidos. Esta es otra técnica de escritura, pero en esta ocasión lo que aporta es valor a la marca, diferenciación de su competencia y demuestra los conocimientos que tenemos sobre un tema específico.