Se denomina déficit tendencial al componente del déficit público que deriva de la coyuntura económica y que no son respuesta de la acción fiscal del gobierno de un país.

Esta modalidad de déficit también es conocida como déficit público de carácter o tipo tendencial. A su vez, el déficit tendencial es junto al déficit discrecional componente del déficit estructural de un país en particular. Aparece cuando el nivel de ingresos es menor al de gastos en el sentido público dentro de un entorno económico estándar o normal.

La importancia de este tipo de déficit responde generalmente a la aparición de fenómenos económicos comunes en el avance de los ciclos económicos. Un claro ejemplo puede ser el hecho de que se produzca crecimiento de la población. Por este motivo el déficit tendencial es el más afiliado por su naturaleza al déficit estructural.

Naturaleza del déficit tendencial

Mientras que el déficit discrecional explicaba la parte de culpa, entre comillas, que un gobierno tiene en la marcha y viabilidad económica de una nación, el déficit tendencial se refiere al importante efecto que puede tener la coyuntura económica externa en la misma y que normalmente se encuentra lejos del ámbito de acción de los responsables políticos de un territorio.

No obstante, el concepto de déficit público en sí mismo supone que un país opera dentro de una coyuntura económica de tipo estándar en la cual debe desenvolverse y tratar de alcanzar nivel de producción de pleno empleo o potenciales.En ese aspecto, tiene sentido entonces definir al tendencial como un déficit propio de las situaciones normales desde el punto de vista económica, tal y como se definió anteriormente.