Las diferencias entre acciones ordinarias y preferentes están relacionadas con los derechos y privilegios que tiene un inversor cuando es accionista de una empresa.

Las diferencias más importantes son las siguientes:

  1. La acción preferente es una acción que confiere a su titular un privilegio extra, generalmente de tipo económico, con respecto a lo que comúnmente conocemos como acción ordinaria.Por ejemplo, el tenedor de una acción preferente, tiene mayor jerarquía en el cobro dedividendos o en la distribución del patrimonio restante en caso de quiebra por parte de la compañía. Las acciones preferentes no legitiman a su poseedor derecho de voto en las juntas de accionistas ordinarias o extraordinarias, ni tampoco asignan alguna participación en el capital de la empresa.
  2. En caso de que existan activos en liquidación, la jerarquía en el cobro es mejor para el accionista preferenteque para el accionista ordinario.Además, el accionista preferente puede tener otros privilegios como al acceso a nuevas acciones a precio descontado con respecto al precio de mercado o el precio nominal, retribuciones en especie, mayor rentabilidad por dividendo de sus acciones, canjes de acciones u otros derechos derivados de la tenencia de acciones preferentes.
  3. La responsabilidad del accionista ordinario es siempre limitada,sin embargo, la del accionista preferente puede no ser siempre así bajo determinadas condiciones. Generalmente, el accionista preferente se vincula más con la política de la empresa y el rendimiento a largo plazo, mientras que el accionista ordinario busca obtener rentabilidad en el corto o medio plazo e intenta especular con el valor de la acción, por tanto, en muchos casos, no son accionistas que se identifiquen con la política de la empresa ya que lo que buscan es especular con la valoración futura de la empresa, entran y salen de ésta según vean las condiciones de mercado o existan noticias respecto al valor, tales como OPAsOPVsampliaciones de capitalsplits.

Las acciones ordinarias y preferentes siempre han existido y son una forma de darle valor e importancia a la empresa, ya que estas diferencias permite crear modelos financieros adaptados para diferentes perfiles de inversión de sus accionistas, premiando a aquellos que creen en el valor futuro de la empresa y en la política o el modelo de negocio de ésta.