Los métodos de estimación de parámetros se encargan de asignar un valor al parámetro o al conjunto de parámetros que caracterizan el campo sujeto a estudio. La fórmula matemática que lo determina se denomina estimador.

Al ser una estimación existe cierto error. Incluso, aunque el estimador tenga todas las propiedades óptimas. Por pequeño que sea, siempre existirá un error.

Así pues, para obtener estimaciones adaptadas a esa realidad, se crean intervalos de confianza. Es decir, rangos entre los que están esos valores estimados con cierto grado de confianza. El grado de confianza (fiabilidad) se puede modificar. Cuando mayor sea el grado de confianza, más grande será el intervalo. Eso sí, cuanto menos error tenga la estimación inicial, más acotado será el intervalo de confianza.

Ejemplo estimación de parámetros

Queremos información sobre el resultado de las elecciones generales e intentar predecir qué porcentaje de votos tendrá cada partido político. Tras utilizar las técnicas pertinentes se extraen los siguientes resultados:

  • Partido A: 32%
  • Partido B: 51%
  • Partido C: 17%

Sin embargo, somos conscientes, de que es una estimación. Así pues utilizando las fórmulas adecuadas establecemos los intervalos de confianza al 95%.

  • Partido A: [30 – 34]%
  • Partido B: [47 – 53]%
  • Partido C: [15-19]%

Tras los resultados obtenidos se pueden interpretar como que existe un 95% de probabilidades de que el resultado de los partidos políticos estén en ese rango. Aun así, existe un 5% de probabilidades de que los resultados estén fuere de ese rango.