La Mesa de Ejecución es una mesa de operaciones en Bolsa también conocida como execution only dónde se transmiten las órdenes de los clientes. En ella no existe autorización para ofrecer asesoramiento de inversión o gestión de carteras. Los dealers o brokers sólo pueden introducir las órdenes solicitadas y autorizadas por sus clientes.

Organización de una Mesa de Ejecución

Las órdenes de los clientes se anotan en boletas y se contabilizan en el departamento de backoffice para su posterior informe a la Comisión del Mercado de Valores (CNMV). Las boletas contienen información acerca del nombre de los títulos, cuantía, precio de ejecución, hora de ejecución y tipo de orden. A su vez, una mesa de ejecución se distribuye por tipos de activo tales como cash, renta fija a corto plazo, renta fija a largo plazo, renta variable nacional e internacional, derivados  en mercados organizados y no organizados (OTC).

Muchos de los Brokers trabajan bajo la modalidad de tipo “Mesa de Ejecución” y, a su vez, con creadores de mercado que tienen una mesa de dinero y controlan los valores que emiten a sus clientes estableciendo modelos híbridos de riesgo dónde las órdenes son cubiertas de forma poco transparente y con mark-up (precios muy por encima de los que obtienen a través de sus proveedores de precios).

Es muy importante que en una Mesa de Ejecución trabajen profesionales con mucha experiencia, dado que en los mercados financieros existe mucha información que hay que conocer y que permite dar un valor añadido fundamental. Además, deben estar acostumbrados a trabajar bajo presión, debido a los volúmenes de ejecución que manejan y a la forma de negociar precios que tienen, atacando el precio en favor del cliente a través de la visualización de la escalera de órdenes y de sus precios de oferta y demanda. En caso de equivocación en la transmisión de una orden, los operadores tienen que saber como reaccionar en cuestión de segundos teniendo en cuenta que, a su vez, pueden tener más llamadas de otros clientes.