Iberdrola se lanza a por el mercado latinoamericano

Iberdrola renovables en México

El gigante de la energía eléctrica español, Iberdrola, no solo es una gran compañía energética en Europa y Estados Unidos, si no que sus últimos movimientos le están convirtiendo en uno de los operadores de referencia en Latinoamérica. Y es que el cuarto mayor grupo energético del mundo ha estado llevando a cabo importantes inversiones en países con gran potencial energético como México y Brasil.

En lo que se refiere a Brasil, Iberdrola ha conseguido fusionar su filial brasileña Elektro con Neoenergía. Esta fusión, hace de Iberdrola el operador líder tanto en Brasil como en América Latina, puesto que atenderá a 13,4 millones de usuarios. El accionariado de la nueva compañía se distribuye de la siguiente manera: el 52,45% del capital queda en manos de Iberdrola, el 38,21% de las acciones son propiedad de Previ, mientras que el 9,35% restante pertenece a Banco do Brasil.

Cabe señalar que la energía eólica tendrá un importante papel en los futuros proyectos de la compañía. Tanto Iberdrola como Neoenergía son propietarias del 50% de Força Eólica do Brasil (FEB), una sociedad que cuenta con grandes parques eólicos en el país carioca y que planea erigir nuevas instalaciones en los parques Lagoa I y II y en Canoas.

A los proyectos eólicos también habrá que añadir una importante apuesta por los proyectos relacionados con la energía hidráulica. En este sentido, FEB ha invertido 1.100 millones de euros en la central hidroeléctrica de Tele Pires, que suministra energía a más de 5 millones de usuarios.

En México, Iberdrola lleva operando más de 18 años, dando servicio a más de 20 millones de consumidores. Entre las importantes inversiones que se están desarrollando en el país, cabe destacar la central de ciclo combinado de Topolomambo III, que supondrá una inversión superior a los 400 millones de dólares y proporcionará energía eléctrica a más de 2,5 millones de mexicanos. Ya en noviembre de 2016, Iberdrola inauguró la central de Dulces Nombres II, cerca de Monterrey, con una inversión de 250 millones de dólares. Tal es el compromiso de Iberdrola en México, que su inversión en el país ronda los 3.000 millones de dólares.

Al igual que en Brasil, en México, Iberdrola también cuenta con una importante presencia en el sector eólico con 367 megavatios operativos. Este suministro de energía le ha sido adjudicado a través de contratos a largo plazo con clientes privados. Reafirmando su compromiso por las energías renovables, Iberdrola construirá sus dos primeras centrales de energía fotovoltaica en México en las plantas de Hermosillo y Santiago Fotovoltaico.

Frente a las noticias positivas que llegan desde América Latina, en España, el negocio de la energía nuclear ha provocado pérdidas en Iberdrola. Ya en 2015, las pérdidas sufridas por Iberdrola Generación Nuclear llegaron a los 221 millones de euros, mientras que en 2016, las pérdidas se han incrementado hasta los 309 millones de euros.

Iberdrola Generación Nuclear cuenta con activos valorados por un total de 4.200 millones de euros, participando en las centrales de Garoña, Cofrentes, Ascó, Vandellós y Almaraz. Todo ello, junto a la eléctrica Endesa, le convierte en la empresa energética con mayor participación en las centrales nucleares activas en España.  Los malos resultados obtenidos en el sector nuclear le han llevado a Iberdrola a meditar desprenderse de las centrales nucleares.

Por su parte, Iberdrola Generación Nuclear, argumenta que las pérdidas de 2015 y 2016 son consecuencia del descenso de los precios de mercado y de los elevados impuestos que pagan las empresas que operan en el sector de la energía nuclear.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario

HERRAMIENTAS

LO MÁS LEÍDO DEL MES

DEFINICIONES DE ECONOMÍA