Los inspectores de Hacienda en España protestan por la falta de recursos

Agencia Tributaria

La organización de Inspectores de Hacienda (IHE) en España han alertado de los importantes problemas que se encuentra para desarrollar su trabajo debido a la preocupante falta de medios que denuncian. Los inspectores de la Agencia Tributaria reclaman más medios humanos y más presupuesto, dado que desde el año 2009, la Administración Tributaria, cuenta con 3.000 funcionarios menos.

Entre los más de 24.000 funcionarios que componen la plantilla de la Agencia Tributaria existe un profundo descontento, y es que afirman que están llegando a una situación límite. Por su parte, los inspectores han alertado de que ante semejante falta de recursos no se podrá luchar adecuadamente contra el fraude fiscal.

En vista de una plantilla que consideran insuficiente y de las limitaciones de gasto establecidas en los Presupuestos Generales del Estado los inspectores temen que no puedan cumplirse los objetivos de déficit marcados por Bruselas, a lo que habría que añadir que se produciría una caída en los ingresos públicos.

La lucha contra el fraude es clave en la recaudación, puesto que actualmente por cada euro invertido en combatir el fraude se recaudan 11 euros. Por otra parte, en el año 2016 y pese a la reducción de efectivos en Hacienda, el organismo público logró recaudar más de 14.800 millones en la lucha contra el fraude fiscal. El dato obtenido en 2016 indica que ha mejorado considerablemente la relación entre el euro recaudado y el euro gastado.

Por su parte, los inspectores han dado parte de sus quejas al Secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya. Como colectivo que encabeza la lucha contra el fraude, los inspectores necesitan actuarios y técnicos con los que trabajar en equipo para lograr una actuación más eficaz.

Los funcionarios no solo solicitan más personal también demandan una mejora en los medios técnicos. En los últimos años se han producido grandes cambios tecnológicos, económicos, políticos y legislativos, por lo que la Agencia Tributaria necesita dotarse de los medios tecnológicos adecuados. Por ello, los inspectores exigen mejoras en las TIC y en los servicios de vigilancia aduanera entre otros.

En lo que respecta a las necesidades de personal, los sindicatos alertan de la urgente necesidad de reponer las plazas de los funcionarios que se jubilen. Las próximas jubilaciones pueden suponer la pérdida de 1.500 efectivos para la Agencia Tributaria.

Por otra parte, los inspectores han exigido la aprobación de un estatuto propio para la Agencia Tributaria. Lo que pretenden a través de estas demandas es conseguir un marco que regule las relaciones laborales, así como las distintas categorías profesionales y las carreras de los funcionarios.

En lo referente al presupuesto, el Gobierno pactó con Ciudadanos un aumento de unos 100 millones de euros en las cantidades destinadas a la Agencia Tributaria. No obstante, la propia organización de Inspectores de Hacienda (IHE) señala que hay artículos en los presupuestos generales del Estado que impiden gastar ese incremento de 100 millones de euros en las partidas dedicadas para la Administración Tributaria.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario

HERRAMIENTAS

LO MÁS LEÍDO DEL MES

DEFINICIONES DE ECONOMÍA