Primeras reacciones a la rebaja fiscal de Trump: aumentan los sueldos y la inversión

Donald Trump impeachment

Como explicábamos en nuestro artículo “Trump hace historia bajando impuestos”, el presidente de los Estados Unidos ha llevado a cabo la mayor rebaja fiscal de la historia. Con semejante bajada de impuestos, se pretende reactivar la economía, que las empresas aumenten la inversión y que las grandes compañías suban los salarios. La empresa de telecomunicaciones AT&T ya ha respondido con una paga adicional de 1.000 dólares a sus empleados y con una inversión suplementaria de 1.000 millones de dólares.

La reforma fiscal impulsada por Donald Trump y aprobada por el Senado de los Estados Unidos supone una bajada de impuestos sin precedentes para las grandes empresas. Más allá del triunfo político que significa para Trump, el mandatario estadounidense pretende impulsar la economía de los Estados Unidos valiéndose de una gran rebaja fiscal.

AT&T aprovecha para aumentar la inversión y gratificar a sus empleados

De este recorte fiscal destaca que el Impuesto de Sociedades ha pasado del 35% al 21%. Los objetivos son claros: impulsar el valor de las compañías estadounidenses en bolsa. Al pagar menos impuestos, las grandes empresas de Estados Unidos repatriarán capitales a su país de origen, así como dispondrán de más recursos que podrán emplear para llevar a cabo nuevas inversiones y de paso, aumentar la remuneración de sus empleados, como ocurre en el caso de AT&T.

La compañía de servicios financieros Wells Fargo ya ha aprovechado la bajada de impuestos para subir el salario mínimo de sus trabajadores y la empresa de telecomunicaciones AT&T repartirá un bonus de 1.000 dólares entre 200.000 empleados. Al incrementar la renta disponible de los trabajadores, éstos serán más propensos a consumir, estimulando de este modo el consumo privado, un componente fundamental en el Producto Interior Bruto. Situándonos en el mejor de los escenarios, esto puede contribuir a mantener el crecimiento económico de los Estados Unidos.

Otras grandes empresas que se han sumado a la iniciativa de subir los salarios son Boeing, que invertirá 300 millones de dólares en sus trabajadores y el banco Fifth Third, que elevará el salario mínimo de sus empleados, hasta llegar a los 15 dólares por hora trabajada. Por otro lado, Fifth Third también repartirá un bonus a su plantilla. La empresa Comcast, dedicada a las telecomunicaciones y a los medios de comunicación, también dedicará una gratificación extraordinaria a sus trabajadores.

También AT&T ha hecho públicos sus planes para llevar a cabo una inversión adicional de 1.000 millones de dólares. ¿Qué significa esto? Pues bien, supone un aumento de la inversión privada, que al igual que el consumo, es un elemento muy importante en el Producto Interior Bruto y por tanto en el crecimiento económico. Vemos pues, que la medida va claramente encaminada a fomentar el crecimiento de la economía estadounidense.

Repatriación de capitales y posibles escenarios a largo plazo

Otro de los objetivos perseguidos por la reforma fiscal de Trump es lograr la repatriación de capitales. Con unos impuestos más bajos, serán muchas las compañías que decidan regresar a los Estados Unidos. Estamos hablando de hacer regresar unos capitales valorados en nada más y nada menos que 2 billones de dólares. Por otro lado, también se espera que este incentivo a la inversión empresarial permita la creación de nuevos empleos.

Ahora bien, no todo son ventajas en una bajada de impuestos, pues la Administración recaudará menos dinero y por tanto, las instituciones públicas dispondrán de menos recursos financieros en sus presupuestos. En otras palabras, esto podría perjudicar a las cuentas públicas.

Parece ser que la reforma fiscal de Trump ha generado grandes expectativas en las grandes empresas, pero si miramos atrás, los precedentes no parecen muy esperanzadores. El prestigioso diario Wall Street Journal ya demostró que durante la presidencia de George W. Bush se produjeron grandes bajadas de impuestos y precisamente fue el periodo de menor creación de empleo en Estados Unidos.

¿Funcionará la rebaja fiscal de Trump? ¿Se mantendrán a largo plazo los efectos positivos sobre el empleo, los salarios y la inversión?

 

 

 

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario

HERRAMIENTAS

LO MÁS LEÍDO DEL MES

DEFINICIONES DE ECONOMÍA