Bono samurái

El bono Samurái es como se denomina al tipo de emisión de bono en yenes japoneses.

Los bonos samurái concretamente son emitidos por entidades no japonesas en el mercado japonés y en yenes. Condición importante para que se le denomine así. Están sujetos a la regulación financiera japonesa. En general, los bonos samurái suelen ser emitidos por empresas que tienen sede o filial en Japón.

Los bonos samurái se suelen utilizar como cobertura en elementos de riesgo de cambio. Además de obtener ganancias que ayuden a empresas extranjeras a asentarse en el país del sol naciente.

Tipos de bono samurái

Existen diferentes tipos de bonos samurái según las condiciones y requisitos de las emisiones y quién lo emite. Así pues, podemos encontrarnos los siguientes bonos:

  • Shibosai: Cuando un bono se emite por una empresa no japonesa en yenes en el mercado japonés, pero se trata de un bono ofrecido de manera exclusiva al mercado interbancario y no a particulares (diferencia con el bono samurái).
  • Uridashi: Cuando se emiten bonos en el mercado japonés por parte de una empresa no japonesa, en otras monedas.
  • Shogun: Cuando los bonos se emiten en yenes por una empresa no japonesa y no se ofrece a inversores particulares.
  • Daimyo: Quizás es el más similar al bono samurái. Es como se denomina a los bonos emitidos por entidades no japonesas en yenes para todo el mercado japonés. Sin embargo, con la diferencia de que está depositado en un registro fuera del país nipón.
  • Sushi: Cuando se tratan de emisiones de bonos emitidos por entidades japonesas a inversores no japoneses. Suelen estar bien valorados debido a que las empresas niponas obtienen ventajas.

A la hora de adquirir bonos en otra moneda distinta de la nacional, en este caso yenes japoneses, es importante tener confianza absoluta sobre la entidad que los emite y que sea de plena solvencia.

Los bonos internacionales tienen la ventaja de que permiten internacionalizar y diversificar la cartera de inversión y además sin correr riesgos de tipo de cambio, al comprar en la moneda nacional.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario