Garantía crediticia

Lectura: 2 min

Una garantía crediticia es un mecanismo de transferencia de riesgo que permite a los prestamistas mitigar el riesgo de contraparte en las operaciones crediticias.

Cuando una entidad financiera presta dinero, se expone al riesgo de no recuperar en tiempo y forma el dinero prestado más los intereses asociados al préstamo. Por esta razón existen las garantías crediticias. Estas se establecen mediante un contrato en el que el prestamista aporta una garantía de pago adicional a su buena fe y su compromiso tanto verbal como escrito de reembolsar su deuda. Con lo cual, una garantía crediticia en palabras más simples, no es más que un seguro contra impago.

Tipos de garantías crediticias

Existen dos grandes grupos de garantías crediticias. Estas son las garantías personales y las garantías reales.

  • Garantías personales: En este tipo de garantía existe una tercera o terceras personas que se comprometen de forma solidaria a pagar la deuda contraída en el caso de que la persona o sociedad que contrae la deuda no pueda pagarla. Esa tercera o terceras  personas funciona como aval y se comprometen a hacerse cargo de la deuda en caso de impago se cual sea el importe de esta.
  • Garantías reales: En el caso de las garantías existe un bien material de por medio que sirve para respaldar la deuda en caso de impago. El ejemplo más comúnmente conocido es la hipoteca. En este caso, el inmueble que funciona de garantía ha de estar a nombre de la persona o sociedad que ha contraído la deuda.

La prenda es otro ejemplo de garantía real. En este caso la garantía puede recaer sobre maquinaria, existencias, mobiliario, vehículos o cualquier objeto que tenga un valor en el mercado.

Además de los anteriores también pueden funcionar como garantía crediticia activos financieros como depósitos, imposiciones a plazo fijo, acciones, bonos, contratos de servicios y derechos de concesiones entre otros.

Otros ejemplos de garantía de crediticias personales y reales

Además de las anteriormente mencionadas existen otros ejemplos como:

Garantías personales

  • Fianza
  • Carta de fianza
  • Póliza de crédito y caución

Garantías reales

  • Sobre bienes inmuebles además de la hipoteca existe la anticresis.
  • Sobre bienes muebles existe:
    • Con desplazamiento y entrega física:
      • Crédito pignoraticio
      • Prenda mercantil o comercial
      • Prenda sobre títulos valores, entre los cuales tenemos las operaciones de reporte, la titulización de deuda y los stock warrants entre otros.
      • Certificados de depósitos.
    • Sin desplazamiento o entrega jurídica.
      • Hipoteca naval o hipoteca área.
      • Prenda mercantil, agraria, industrial o minera
  • Sobre patrimonios
    • Factoring
    • Fideicomiso de garantía
    • Sobre cuentas por cobrar, inventarios de materia prima o inventarios de productos terminados
    • Arras

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario