Logística de almacenamiento

Lectura: 3 min

La logística de almacenamiento se encarga de gestionar y planificar todo lo relativo a los elementos, mercancías o materias primas que una empresa recibe para realizar su actividad.

La logística de almacenamiento trata tareas como colocar y guardar los aprovisionamientos recibidos, mantenerlos en correcto estado, así como procurar que el depósito de todos estos elementos redunde de manera positiva en la actividad de la empresa.

Es decir, no solo tratan de almacenar, también tratan de que el almacenaje sea eficiente. Así pues, por poner un ejemplo, no tiene mucho sentido colocar y guardar todo perfectamente, pero desordenado. Sería un caos.

Cabe aclarar que este tipo de logística se ejecutará en el caso de que la empresa tenga almacén. Ya que existen empresas que todo lo que reciben pasa directamente a producción.

Funciones de la logística de almacenamiento

Dentro de la logística de almacenamiento existen inumerables funciones. Tanto es así que existen extensas investigaciones únicamente de este ámbito. En cualquier caso, las funciones de la logística de almacenamiento son:

Actualizar los inventarios

Aunque la gestión de inventarios de los pedidos que se reciben pertenece a la logística de aprovisionamiento, cabe mencionar que la comunicación entre el departamento de aprovisionamiento y el de almacenamiento debe ser muy buena.

Esto es así, debido a que en el proceso de colocación y transporte por el almacén pueden romperse productos. El departamento de logística de almacenamiento debe dar partida de ello al de aprovisionamiento. De manera que en el próximo pedido esto será tenido en cuenta.

Además, los inventarios no deben actualizarse sólo para dar de baja los elementos inservibles. También deben actualizarse en función del consumo de los mismos por parte de los trabajadores que se encargan de transformar esos productos almacenados.

Registro del lugar en el que se encuentran almacenados

Cuanto más grande sea un almacén, más preciso debe ser el registro del almacén. Es imprescindible que los productos queden registrados por zonas o secciones. De tal forma que los trabajadores encargados de almacenar o de transformar esos productos sepan dónde están.

Adicionalmente, para mejorar la eficiencia de la producción puede que sea necesario reubicar ciertos elementos. Por ello, sin un registro podría derivar en un descontrol total.

Planificar las zonas de almacenamiento según el tipo de producto

Hilando con lo anterior, el departamento de logística de almacenamiento debe estudiar en qué partes deben ubicarse los diferentes elementos. De forma que aquellos que sean más utilizados se encuentren más accesibles que aquellos que no son tan utilizados.

O visto de otro modo, aquellos cuyo transporte es más complejo por cuestiones de tamaño o peso más vale que se encuentren cerca de la fase en la que son transformados.

Facilitar la incorporación de los aprovisionamientos al proceso de producción

Facilitar la incorporación de los aprovisionamientos no solo tiene que ver con planificar correctamente los espacios. Es recomendable, que exista un protocolo para transportar los elementos a la fase de producción.

De incorporar los elementos correspondientes, puede encargarse tanto el departamento de logística de almacenamiento como el de producción. Sin embargo, ambos deben ponerse de acuerdo para que el flujo de materiales sea fluido.

Indicar cómo serán transportados cada uno de los aprovisionamientos

No todos los aprovisionamientos pueden ser transformados de igual forma. Puede que existan elementos que se puedan transportar en vehículos mecanizados y otros que sea mejor transportar por personas.

Que se utilice un medio u otro para su transporte dependerá de las características de cada producto, así como de la lejanía entre la zona en la que se deban almacenar, la zona de recepción y la zona de producción.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario