Tipos de logística

Lectura: 5 min

La logística es una disciplina que engloba todas las operaciones a realizar para que el producto llegue al consumidor en perfecto estado. En consecuencia, al englobar tantas operaciones, existen diferentes tipos de logística.

En nuestro diccionario económico, tenemos definido el concepto de logística. Claro que el concepto es tan amplio que se hace necesario escribir y desarrollar un artículo para los tipos de logística.

Cabe destacar que la logística supone un punto esencial para la empresa. Habitualmente, tendemos a creer que la logística es solo transportar productos para que se vendan. Nada más lejos de la realidad. La logística es mucho más que eso. Ya que, si atendemos a la definición, nos daremos cuenta de que es ‘todo lo necesario’ para que el producto llegue al cliente.

Por tanto, la logística se puede clasificar según varios aspectos. Por un lado, podemos clasificar los tipos de logística en función de la fase del proceso productivo tenga lugar. Mientras, por otro lado, podemos clasificar los tipos de logística según la estrategia llevada a cabo.

Tipos de logística según la fase del proceso productivo

Podríamos resumir el proceso productivo en almacenamiento, transformación y distribución. Además, a estas tres etapas, añadiremos el servicio postventa. Los tipos de logística según la fase del proceso productivo son:

Logística de aprovisionamiento

Se trata de aquel tipo de logística que se encarga de que la empresa reciba los materiales necesarios para la producción en el plazo adecuado. Entre las funciones principales de la logística de aprovisionamiento se encuentran:

  • Elegir los proveedores
  • Procurar que los plazos de entrega se cumplen
  • Gestión de inventarios
  • Analizar las necesidades de producción de la empresa
  • Estudiar las tendencias de los elementos que se compran
  • Asegurar la calidad de las provisiones

La logística de aprovisionamiento se encarga de todo lo que tiene que ver con lo anterior. Es un punto esencial del proceso productivo. Es muy importante que exista una buena comunicación entre todas las partes para comprar materias primas a mejor precio, de mejor calidad y en el plazo considerado. Si este apartado no funciona bien, la empresa perderá dinero. Puede ocurrir que el aprovisionamiento sea mayor, que llegue fuera de plazo, que llegue en mal estado. Todo esto son pérdidas para la empresa.

Logística de almacenamiento

La logística de almacenamiento se encuentra dentro de lo que se conoce como logística interna. Se encarga de que todos los aprovisionamientos que llegan a la empresa queden correctamente almacenados y debidamente registrados. Entre las tareas o funciones de las que se encarga se encuentran:

  • Actualizar los inventarios
  • Registro del lugar en el que se encuentran almacenados
  • Planificar las zonas de almacenamiento según el tipo de producto
  • Facilitar la incorporación de los aprovisionamientos al proceso de producción
  • Indicar cómo serán transportados cada uno de los aprovisionamiento

En definitiva, la logística de almacenamiento se ocupa de la fase del proceso productivo que va desde que entran los suministros a la empresa, hasta que se incorporan al proceso de producción.

Logística de producción

La logística de producción es aquella que se encarga de que las materias primas o suministros pasen de una fase a otra de la transformación hasta la finalización del producto. La logística de producción también forma parte de la logística interna.

Desde que los aprovisionamientos son recibidos del almacén hasta que salen del mismo, son gestionados por el departamento de logística de producción. Son muchas las empresas, que transforman los productos en varias fases. Por ejemplo, para producir un coche hay que construir varias piezas y luego juntarlas hasta tener el coche completo.

Entre las tareas principales atribuibles a la logística de producción se encuentran:

  • Transformar los productos
  • Transportar los productos intermedios hacia la siguiente fase de transformación
  • Procurar que la transformación siguiendo los estándares de calidad
  • Preparar el producto final para ser distribuido

Aunque existen otras muchas funciones, podríamos resumirlo en las anteriormente citadas. Sin duda es una parte fundamental donde (en caso de no hacerse bien) se podrá incurrir en mayores costos y menor cantidad producida.

Logística de distribución

La logística de distribución es aquella que se encarga de transportar los productos finales a su destino. Dicho destino pueden ser puntos de venta (propiedad de la propia empresa), otras empresas o el consumidor final.

En función de cual sea el destinatario final de esta fase, la logística tendrá unas características diferentes. No obstante, en general, la logística de distribución se encarga de:

  • Tipo y tamaño de embalaje
  • Vehículos en los que se transporta
  • Zonas en las que se distribuye

Evidentemente, la logística de distribución engloba mucho más. Así pues, cada una de las tareas citadas anteriormente, tiene que responder a muchas preguntas. Por ejemplo, en el caso de los vehículos en los que transportar, habrá que pensar si lo hacemos en moto, coche, camión, barco, avión. Además, el transporte elegido dependerá a su vez del tipo y tamaño de embalaje y de la localización.

Es decir, las tres variables se interrelacionan. Si tenemos varios tipos de productos (unos muy frágiles y otros más robustos), deberemos tener cuidado con no mezclarlos para que lleguen en buen estado. El vehículo además deberá estar acondicionado.

Pero, ¿y si separar productos frágiles y no frágiles tiene como consecuencia un aumento de costes?En caso de no separarlos¿Cuál es el coste adicional en tiempo y dinero? Y si no los separamos, tendremos menos costes ¿Pero cual sería el coste de la posible rotura de algunos productos?

De todo esto se encarga la logística de distribución, de analizar y coordinar todas este tipo de decisiones.

Logística inversa

La logística inversa trata del proceso opuesto a todos los tipos de logística descritos anteriormente. Es decir, precisamente de gestionar todos los posibles residuos (reutilizables o no), productos en mal estado o enviados por error.

Este apartado podría formar parte del servicio posventa. Sin embargo, la logística inversa es mucho más que eso. No solo se encarga de retornar los productos que los clientes devuelven. También se encarga de que el sobrante de material en otras fases del proceso productivo sea reutilizado, reciclado o deshacerse de forma correcta de los productos que deben ser llevados a un vertedero.

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario