El activo neto está formado por la diferencia entre los activos y las deudas que tiene una empresa. Es decir, al total de los activos que posee una empresa se le descuentan las deudas generadas por esos activos.

Mediante el activo neto podemos saber cuál es el valor de los activos libres de deuda. El activo neto es, contablemente, lo mismo que el patrimonio neto. En definitiva, el activo neto refleja el valor de la sociedad.

Composición del activo neto

Como hemos comentado anteriormente, el activo neto se obtiene mediante diferencia entre activos y deudas:

  • Activos. Los activos representan los recursos con valor económico que alguien posee con la intención de que genere un beneficio futuro. Para una empresa y en términos contables, los activos representan los bienes y derechos adquiridos, mediante los cuales se esperan obtener beneficios futuros. Ejemplos de activos son la maquinaria, un vehículo, un ordenador, unas existencias o el dinero en efectivo.
  • Deudas. Una deuda es un obligación que tiene una persona física o jurídica para cumplir sus compromisos de pago, fruto del ejercicio de su actividad económica. Desde el punto de vista contable, las deudas se denominan pasivos. Los pasivos representan las deudas y obligaciones con las que una empresa financia su actividad y le sirve para pagar su activo. Ejemplos de pasivos, son las deudas con entidades financieras, proveedores o con la Administración Pública.

Ejemplo de cálculo del activo neto

Para entender más claramente el activo neto, vamos a exponer un ejemplo numérico.

“Una empresa posee activos valorados en 100 y unas deudas valoradas en 40. ¿Cuál es el valor de su activo neto?”

El activo neto se calcula restando los activos netos y las deudas. Por tanto:

Activo neto = Activos – Deudas = 100 – 40 = 60

Por tanto, el activo neto está valorado en 60. La conclusión que obtenemos es que la empresa está valorada en 60 unidades económicas.

Concepto de “neto”. Diferencia entre bruto y neto

La diferencia entre bruto y neto es que una cantidad neta es la cantidad final que queda después de haber realizado algún cambio a la cantidad bruta. Podría usarse la siguiente fórmula:

Neto = Bruto – Descuento

En este caso, el descuento hace referencia a las deudas. Por tanto, el activo bruto sería la valoración total de los activos y el activo neto sería la valoración de los activos descontando las deudas. En el ejemplo del apartado anterior, como ya calculamos, el activo neto sería de 60, mientras que el activo bruto equivaldría al total de los activos sin descuento, por lo que estaría valorado en 100.