Los acuerdos de Basilea son una serie de directrices elaboradas por el Comité de Basilea a finales de 1974, formado por los gobernadores de los bancos centrales del G-10, para evitar riesgos sistémicos en situaciones de pánico bancario o bank run, que tuvieron su origen en las turbulencias financieras registradas en los mercados de divisas.

En el origen del Comité se encuentra la idea adquirida en ese momento de que los problemas de alguna entidad se propagan fuera de sus fronteras con rapidez. Por ejemplo, este hecho lo encontramos con la quiebra del banco alemán Bankhaus Herstatt, ubicado en la República Federal Alemana. Este banco, fue intervenido en Junio de 1974 por las autoridades alemanas ante su falta de viabilidad. Entre algunas medidas que se tomaron, las cuentas en dólares que el banco mantenía en su sucursal en Nueva York fueron congeladas.

Es importante indicar que, aunque estos acuerdos carecen de forma jurídica, los documentos de Basilea han sido aprobados por los gobernadores y supervisores de las mayores economías del mundo. Estos documentos giran en torno a cuatro temas principalmente.

  • Principios sobre la actividad transfronteriza y cooperación entre supervisores.
  • Medidas de adecuación del capital.
  • Principios básicos.
  • Gestión de riesgos y otros aspectos.

Existen tres acuerdos prolongados en el tiempo y modificados en base a la experiencia desarrollada con el paso del mismo:

  1. Basilea ISe estableció en 1988 un acuerdo mínimo de capitales basado únicamente en el riesgo de crédito. En términos simples, se estableció que el capital mínimo debe ser al menos el 8% de los activos ponderados por su riesgo.
  2. Basilea II: Publicado inicialmente en Junio de 2004, se sostiene en tres pilares:

– Pilar I. Requerimiento mínimo de capital analizando en profundidad el riesgo de crédito,  el riesgo de mercado y el operativo.

– Pilar II. Proceso de supervisión bancaria basado en principios de vigilancia de coeficientes mínimos de capital, control de estrategias de cálculo de riesgos y su supervisión, seguimiento y obtención de información, revisión de control interno y anticipación en la intervención en caso de ser necesario.

– Pilar III. Disciplina de mercado basada en el suministro de la información de forma clara y transparente sobre políticas de gestión de riesgos, suficiencias de capital y exposiciones a riesgo con carácter de temporalidad frecuente.

3.   Basilea IIIMedidas encaminadas a relacionadas con efectos de aumento de la calidad del capital, mejora en la detección de riesgos bajo determinadas exposiciones, aumento de los requerimientos de capital,constitución de colchones de capital, definición del ratio de apalancamiento y la mejora en la gestión de riesgos y en los ratios de liquidez.

Actualmente, el Comité de Basilea está formado por 27 miembros (Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Bélgica,Brasil, Canadá, China, España, Estados Unidos, Francia, Holanda, Hong Kong, India, Indonesia, Italia, Japón, Corea, Luxemburgo, México, Reino Unido, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza y Turquía) reuniendo a los bancos centrales de estos países cuatro veces al año.