La oferta pública de suscripción (OPS), es un procedimiento a través del cuál un inversor cualificado o minorista compra títulos públicos de una empresa o sociedad.

Para realizar una oferta pública de suscripción de valores, es necesario que la empresa realice una ampliación de capital, en la que uno, varios, o la totalidad de los accionistas renuncian al derecho de suscripción preferente, y que emita nuevas acciones antes de venderlas en la Bolsa. En este caso, la empresa vendedora mantendrá su estructura de accionistas para dar entrada a nuevos, con el objetivo de su colocación en Bolsa. Por lo general, una OPS tiene más reputación que una Oferta pública de venta (OPV), ya que los accionistas actuales no quieren salir de la compañía sino que ésta tiene planes de crecimiento y necesita dinero para financiar sus proyectos de inversión.

El precio se fija a lo largo del periodo de suscripción, pudiendo ir referenciado a un precio máximo o a una banda de precios.

Los diferentes tramos se suelen ofertar a tres grandes categorías:

  • Sector minorista.
  • Sector institucional.
  • Empleados.

Se suele reservar un tramo para lo que se denomina “Green shoe”, cuya finalidad es atender a los excesos de oferta y de demanda del tramo institucional, tratando de estabilizar el valor de la acción.

Entidades que participan en el proceso de colocación

  • Coordinadores globales: coordinan la oferta en todos sus tramos, su distribución y fijación del precio definitivo.
  • Directores: participan en la dirección y preparación de la oferta y asumen un compromiso de aseguramiento.
  • Aseguradores: asumen el compromiso de garantizar el resultado económico de la operación frente al riesgo de colocación.
  • Colocadores: intermedian en la colocación de acciones entre el público con o sin compromiso de aseguramiento.

Al lanzarse una OPS, es necesario publicar un folleto informativo ante el organismo regulador o la Comisión Nacional de la Bolsa y se debe dar publicidad a este evento financiero. Generalmente, se suele hacer a través de la web de la empresa o bien en la misma página web de la Comisión en la sección de hechos relevantes.

No obstante, el road show es una de las formas más conocidas de marketing. Se trata de una presentación de un emisor de valores a los compradores potenciales, en donde se viaja por todo el país para dar presentaciones a analistas, gestores de fondos y los inversores potenciales. El road show está pensado para generar entusiasmo e interés en el tema o la salida a bolsa, y con frecuencia es crítico para el éxito de la oferta.

Folleto Informativo OPS

El folleto informativo en una OPS deberá dirigirse al público y contendrá la siguiente información:

  1. Información relativa a los valores que ofrecen. Su naturaleza y características, incluyendo precio y rentabilidad esperada.
  2. Detalles sobre el emisor: domicilio social, fecha de constitución, órgano de administración.
  3. Información referente a la actividad del emisor, incluyendo su patrimonio, situación actual, resultados y perspectivas.
  4. Descripción detallada de la colocación: entidades colocadoras, plazos, sistema de adjudicación, etc.
  5. Sobre el régimen fiscal aplicable a los valores emitidos.

La emisión de una OPS nos dice que la sociedad tiene la intención de realizar cambios y esto debe estudiarse con precaución. No todos los cambios son buenos, aunque generalmente sea así. Por tanto, debemos estudiar algunas variables tales como la política de dividendos de la empresa, la retribución de los activos, si son títulos de renta fija como pagarés u obligaciones y por supuesto, la liquidez de la acción, así como el entorno macroeconómico y sectorial que afectará a la empresa.

En una OPS, al igual que en una OPV, la empresa o sociedad realizará una valoración acerca del precio de salida en su colocación. En caso de que la empresa detectará que no existe suficiente demanda, podría rebajar ese precio e incluso, podría llegar a suspenderla.