Se dice que una empresa tiene posición de dominio en un mercado cuando es capaz de actuar de manera independiente de sus competidores, proveedores, distribuidores e incluso, del consumidor final.

Una empresa con posición de dominio cuenta con un alto poder de mercado de modo que es capaz de aumentar los precios, vender productos de menor calidad o reducir el grado de innovación con respecto al escenario competitivo.

¿Cómo se determina si una empresa cuenta con posición de dominio?

No existe una metodología universalmente aceptada para definir si una empresa cuenta o no con posición de dominio. En varios países y organizaciones se determina con respecto a la participación de mercado. Así por ejemplo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD) considera que una empresa cuenta con posición de dominio cuando abarca una parte significativa del mercado y esta es mucho mayor que la de sus rivales. La OECD señala que una participación de mercado significativa debe ser de al menos un 40%.

No obstante lo anterior, existen otros factores que deben ser también considerados. Así por ejemplo, la Comisión Europea analiza los siguientes factores:

Posibles problemas de la Posición de Dominio

Una empresa con posición de dominio genera preocupación a las autoridades competitivas ya que puede aumentar los precios por sobre el nivel competitivo y afectar negativamente a los consumidores.

La empresa dominante se asemeja al monopolio en el sentido de que enfrenta una curva de demanda con pendiente positiva (ya que puede afectar el precio de mercado) pero se diferencia de este, por que enfrenta a pequeños competidores que se suelen llamar periféricos. Así por ejemplo, Amazon o Google.