Los Presupuestos Generales del Estado son una previsión de los gastos e ingresos del Estado para un ejercicio económico. Esta previsión de gastos e ingresos quedará recogida en un documento que se tramitará como ley en el parlamento.

Antes de que el Gobierno comience a elaborar los presupuestos, las entidades públicas deberán entregarles un plan con los distintos gastos e ingresos para un periodo de un año. A partir de estos documentos, el Gobierno comenzará a elaborar una previsión global de los gastos e ingresos para el próximo ejercicio económico, es decir, prepararán los Presupuestos Generales del Estado. Una vez el Gobierno haya elaborado los presupuestos, deberá presentarlos en sede parlamentaria para que sean debatidos y aprobados.

Contenido de los presupuestos públicos

Estos son los contenidos que deben incluir como mínimo los presupuestos del Estado:

  • Objetivos económicos que se pretenden alcanzar durante el ejercicio fiscal.
  • Gastos e ingresos detallados de cada una de las entidades y empresas que forman parte del sector público.
  • Políticas económicas que se llevarán a cabo para alcanzar los objetivos marcados.

Fases de elaboración de los presupuestos del estado

Estas son las fases más típicas en la elaboración e implementación de los presupuestos:

  1. Preparación: El Gobierno, a través del ministerio competente (generalmente es el Ministerio de Economía y Hacienda), recogerá los informes de las entidades públicas  y elaborará una previsión realista de las necesidades económicas del estado.
  2. Discusión y aprobación: El Gobierno tendrá la obligación de presentar los presupuestos en sede parlamentaria para que sean debatidos, se presenten enmiendas para su modificación y finalmente, sean aprobados.
  3. Ejecución: Poner en práctica las medidas propuestas para recaudar ingresos y ejecutar los gastos planificados.
  4. Intervención y control: La Administración del estado está obligada a controlar el gasto público, así como también debe hacerse cargo de la recaudación. La función de control se realizará mientras los presupuestos estén vigentes.

Déficit presupuestario y superávit presupuestario

Tanto los impuestos como las actuaciones que vaya a desempeñar el sector público quedarán recogidas en los presupuestos. El presupuesto público será el resultado de la diferencia entre los ingresos públicos y los gastos públicos. En otras palabras:

Presupuesto del sector público = Ingresos públicos – Gastos públicos

Si los gastos superan a los ingresos, hablaremos de déficit presupuestario, mientras que si los ingresos superan a los gastos, estaremos ante lo que se conoce como superávit presupuestario. Por otra parte, si los ingresos resultasen igual a los gastos, se tratará de una situación de equilibrio presupuestario.