El problema del polizón es un problema económico que surge cuando un individuo (polizón) trata de recibir un beneficio por usar un bien o servicio pero evita pagar por él. También se conoce por su nombre en inglés, problema del free rider. 

El gobierno trata de hacer frente frente a los problemas de polizones mediante normas fiscales y reglamentos, sobre todo para prevenir el impacto al medio ambiente y un uso excesivo de los recursos. Por eso a los polizones también se les conoce como consumidores parásitos, porque en muchas ocasiones consumen bienes y servicios financiados por otros, de los que ellos no pagaron nada.

Ejemplos del problema del polizón

Cuando existen bienes públicos, como por ejemplo parques, fuerzas armadas, alumbrado público o policía, los polizones se aprovechan de que no es posible excluirlos del consumo y se niegan a pagar por ellos. Esto crea un problema de provisión ya que aunque muchos consumidores valoran los servicios que estos entregan, habrá quienes los utilicen pero no contribuyan a su financiación.

Dado lo anterior, la gran parte de los bienes públicos son proveídos por el gobierno y financiados por impuestos obligatorios aplicables a todos los consumidores.

Otro ejemplo de polizones ocurre cuando los vendedores hacen esfuerzos entregando información valiosa de los productos a los potenciales clientes. Así por ejemplo en el caso de productos más o menos complejos como ordenadores o teléfonos. Este esfuerzo implica un costo ya que se requiere contratar vendedores capacitados o  imprimir folletos.

No obstante, una vez obtenida la información, el consumidor se dirige a la tienda de otro vendedor que no hace ningún esfuerzo por entregar información y por ende puede ofrecer precios más bajos. En este caso, estos distribuidores que no hacen esfuerzo de venta actúan como polizones ya que se aprovechan de los esfuerzos que han hecho otros y se quedan con los clientes.

Para evitar la existencia de polizones en este caso se pueden utilizar restricciones verticales tales como: precios mínimos de reventa o territorios exclusivos.