El Socialismo de Mercado se refiere a una economía centralmente planificada que utiliza el mecanismo de libre mercado para la asignación de recursos en determinados sectores económicos o bajo determinadas condiciones.

En el socialismo de mercado el Estado se reserva el control de sectores que considera de importancia estratégica (como por ejemplo telecomunicaciones, energía, etc.) pero permite la libre interacción de la oferta y demanda en otros mercados.

Una alternativa adicional es que el Estado permita que un mercado se rija por las fuerzas de oferta y demanda una vez de que se cumpla con determinadas cuotas de producción que quedan bajo su control. Así por ejemplo, el Estado puede permitir que los agricultores vendan en el mercado su producción de manzanas luego de que hayan cumplido con entregar al Estado o vender a un precio controlado una determinada cantidad (por ejemplo 500 kilos al mes).

Características del socialismo de mercado

Las características básicas del socialismo de mercado son:

  • El Estado controla sectores económicos estratégicos: energía, transporte, telecomunicaciones, banca, etc. En algunos casos se puede permitir que un determinado grupo de empresas compita en estos sectores pero bajo regulaciones que impone el Estado (control precios, límites a ciertas conductas, etc.)
  • Se suelen ofrecer incentivos fiscales y libertad en la contratación de trabajadores para fomentar la iniciativa empresarial e inversiones.
  • Los productores de determinados sectores deben cumplir con cuotas de producción y luego pueden vender sus excedentes en el mercado.
  • Se busca atraer inversión extranjera.
  • Se promueve la inversión mixta, esto es, la combinación de propiedad nacional y extranjera.

Origen del concepto

Los orígenes del concepto de socialismo de mercado se pueden encontrar en la obra de Oscar Lange “La teoría económica del socialismo” publicada en 1937, en donde se propone un sistema en donde los medios de producción se encuentran bajo control estatal mientras que el trabajo y los bienes o servicios de consumo final se asignan a través del mecanismo de mercado.

No obstante, cabe mencionar que con anterioridad a la obra de Lange, otros autores ya habían mencionado la idea de incorporar elementos de la economía de mercado en el socialismo. Entre estos autores se encuentran: John Stuart Mill, Pierre-Joseph Proudhon o  Eduard Bernstein.

Ejemplos de socialismo de mercado

A continuación listamos algunos ejemplos de economías que han aplicado en algún grado el socialismo de mercado:

  • En la Unión Soviética de los años 20`s con la llamada “Nueva Política Económica”.
  • En Yugoslavia en los años 50`s con el llamado socialismo auto gestionado.
  • Actualmente en la República Popular China tras las reformas de Deng Xiaoping en los años 70´s.