El trilema de Rodrick o también llamado el trilema imposible señala que es imposible conseguir al mismo tiempo, la globalización económica, la democracia política y la soberanía nacional. Las tres opciones simultáneas son incompatibles por lo que nos veremos obligados a escoger sólo dos de ellas.

El trilema de Rodrick señala que la consecución de las alternativas entre globalización económica, democracia política y soberanía nacional conlleva necesariamente el debilitamiento de alguna de estas tres fuerzas. De esta forma, podemos escoger entre las siguientes situaciones:

  • Elegir ser un país globalizado económicamente con una democracia a nivel global pero tendremos que sacrificar parte de nuestra soberanía nacional.
  • Conservar plenamente nuestra soberanía nacional y democracia interna pero sin integrarnos plenamente a la globalización.
  • Adherirnos a la globalización, mantener nuestra autonomía nacional pero sacrificar la democracia interna.

Conseguir los tres objetivos al mismo tiempo es imposible ya que obtener uno impide que completemos otro.

Autor de la Trilogía

El autor de la trilogía es el profesor de economía política de la Universidad de Harvard, Dani Rodrick, quien es su obra “La paradoja de la globalización” combina el relato histórico con sus observaciones críticas abriendo un interesante debate acerca de la globalización y sus efectos sobre la democracia y la soberanía nacional.

De acuerdo a la tesis de Rodrick, las opciones de globalización económica, democracia política y soberanía nacional representan un trilema ya que es imposible tenerlas todas al mismo tiempo (son incompatibles) y los países se verán obligados a escoger sólo dos de ellas.

Aplicación de la trilogía de Rodrick en la UE

Aplicando el trilema de Rodrick en la Unión Europea tenemos que existen tres opciones deseables:

a) profundizar la integración de los países de la Unión

b) fortalecer la democracia interna de cada país

c) defender la soberanía nacional de cada miembro

Como vemos, estas tres opciones no pueden ser alcanzadas de manera simultánea por que profundizar una afecta el desarrollo de otra. Para poder seguir adelante debemos escoger entre las siguientes opciones:

  • Fortalecer la integración de Unión Europea manteniendo una democracia a nivel europeo (dando mayor poder al Parlamento Europeo por ejemplo) pero reducir la autonomía de los Estados.
  • Debilitar la integración europea pero fortalecer la democracia interna y la soberanía de cada país.
  • Tener un Estado que se adhiera fuertemente a la Unión Europea, mantenga su autonomía pero se olvide de la democracia interna.

Cuál es la decisión apropiada dependerá de nuestras creencias acerca de cuál de los tres objetivos traerá mayores beneficios para los ciudadanos. En el caso del Reino Unido, las personas que apoyaron el Brexit escogieron la segunda opción, alejándose de laUnión Europea.