El valor intrínseco de un opción es la diferencia entre el precio del activo subyacente en el mercado y el precio de ejercicio. El valor intrínseco siempre es positivo. Cuando la diferencia entre el precio del activo subyacente y el precio de ejercicio es negativa, el valor intrínseco es igual a 0. Al vencimiento, el valor intrínseco es el valor de la opción.

Debemos de tener en cuenta que el precio de una opción tiene dos componentes: el valor intrínseco y el valor extrínseco o valor temporal.

Prima = Valor intrínseco + Valor temporal

Formulación

La formulación del valor intrínseco de una opción es la siguiente:

Valor intrínseco de una call = Precio del subyacente – Precio de ejercicio
Valor intrínseco de una put = Precio de ejercicio – Precio del subyacente

Ejemplos de cálculo del valor intrínseco de una opción

Imaginemos una opción call sobre Gas Natural con strike 12 y una hipótesis de precios de la acción en contado (bolsa) de 11, 12 y 13. El valor intrínseco de la opción queda de la siguiente forma:

valor intrínseco call

Consideramos una opción put sobre Gas Natural con strike 12 y una hipótesis de precios de la acción en contado de 11,12 y 13. El valor intrínseco de la opción queda como sigue:

valor intrínseco put

La reprensentación gráfica del valor intrínseco de una opción call será constante hasta que alcance al precio de ejercicio, momento en el que empezará a tener pendiente positiva. Por el contrario, la representación gráfica de una opción put será negativa hasta que alcance el precio de ejercicio, momento a partir del cuál la pendiente será constante.

Como conclusión, podemos decir que el valor intrínseco de una opción guarda una relación negativa con el valor extrínseco y una relación positiva con la prima. En el precio de la prima influyen los siguientes factores:

  1. Activo Subyacente.
  2. Precio de ejercicio.
  3. Volatilidad.
  4. Tipo de interés.
  5. Dividendos.
  6. Tiempo hasta el vencimiento.

factores prima opcion