Capitalismo o socialismo: ¿Cuál es mejor?

El debate está servido desde hace más de un siglo. Uno y otro bando vienen luchando de forma feroz. Cada uno busca sus argumentos para demostrar qué sistema es mejor. ¿Capitalismo o socialismo? Esa es la cuestión a la que trataremos de responder.

En general, los seres humanos tenemos esa especie de tara mental que nos hace creer que nuestra visión es la mejor y única posible. Tendemos a recriminar a otros lo que hacen mal y justificar lo que otros dicen que no hacemos tan bien.

Nuestra visión crítica de algunos temas roza, a veces, lo ridículo. Luchamos por tener razón. No importa la verdad, no importan los valores. Solo importa la razón.

Bajo este prisma resulta difícil ponerse de acuerdo en un debate tan controvertido como el del socialismo contra el capitalismo. Sobre todo, teniendo en cuenta que cuando debatimos eliminamos de nuestro argumentativa todo aquello que nos quita la razón y dejamos tan sólo aquello que nos puede evitar el doloroso proceso de admitir que estamos equivocados.

Socialismo y capitalismo son sistemas

Sí, ambos por difícil que parezca, tienen algo en común: son sistemas. Como sistemas no tienen vida, no actúan, no se mueven por sí solos.

Somos, por tanto, las personas las que los utilizamos y los hacemos dinámicos. Este punto es esencial en el entendimiento del funcionamiento de los mismos. Los sistemas no actúan por nosotros. Un sistema no crea pobreza, ni riqueza, ni igualdad, ni justicia. Somos las personas las que creamos el mundo.

Echar la culpa a un sistema económico de los males de la humanidad es absurdo. Socialismo y capitalismo pueden conseguir los mismos objetivos. Todo, absolutamente todo, depende en última instancia de nuestro comportamiento.

Decir que un sistema económico es responsable de algo es como decir que el fuego es malo porque quema. El problema no es el fuego es quién hace uso del fuego y con qué intención.

Las mentalidades socialistas y capitalistas

Efectivamente, como humanidad, somos responsables de muchos éxitos y fracasos. Cabe, por tanto, preguntarse qué piensa un socialista y qué piensa un capitalista.

  • El pensamiento del socialista es que el ser humano es bondadoso por naturaleza. El dinero, el afán de poder y de acumulación lo corrompen. De ahí que los partidarios de este tipo de sistemas piensen que gran parte de los males de nuestro mundo se puedan resolver eliminando de cuajo aquellas cosas que nos corrompen.
  • Por el contrario, el capitalista piensa que el ser humano no es tan bueno como dicen los socialistas. No es que esté corrompido, es que es mira por su propio interés por naturaleza. Y, dado que mira por su propio interés por naturaleza, no sería productivo si no tiene un incentivo para trabajar.

Con esto en mente, parece más fácil entender por qué el debate sigue en pie. Ambos zarpan de hipótesis de partida totalmente opuestas. Por eso, concluyendo, la responsabilidad no recae en el sistema, recae en nuestra forma de pensar y de actuar.

Actualmente, la mayoría de los países desarrollados se encuentran en bajo el amparo de una economía mixta en el que algunas partes se regulan conforme las leyes del mercado y otras conforme las leyes que redactan los políticos como representantes del pueblo.

No hay sistemas mejores, hay personas con características diferentes. Dependiendo de nuestros valores y nuestra naturaleza humana el sistema funcionará mejor o peor. Pero jamás al revés, un sistema no cambia nuestra naturaleza. Al menos, eso sí, a corto plazo.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

10 comentarios en “Capitalismo o socialismo: ¿Cuál es mejor?”

  1. Muy buen artículo, define el rol de la sociedad y de los individuos en el éxito de los dos sistemas económicos. Lo que el individuo en la sociedad aporte en el desarrollo socioeconómico, depende en gran parte de co o este enfoca sus ideas hacia el beneficio individual o colectivo

  2. Un sistema sometido principalmente al comportamiento del mercado, no puede ser tan justo y equitativo a aquel regulado por la ley racional del hombre. Solo basta ver la condiciones actuales de nuestro planeta y sobretodo el indice de pobreza humana
    .

  3. Interesante resumen del Socialismo y del Capitalismo, creo que no es tan fácil el análisis, tanto uno como el otro están regidos por los humanos. Entonces debemos empezar por el principio, la biología del humano, nacemos con genes egoístas y algunos altruistas, pero los egoístas dominan, es por lo que tenemos la dosis de supervivencia.
    El mas fuerte sobrevive, el débil fenece. Entonces la pregunta es los humanos débiles deben morir por ser débiles? Los fuertes no tiene algo de altruistas? Debemos ver como los débiles son dejados por el camino de los mas fuertes?

  4. Creo que es un artículo algo superficial y parte de una premisa falsa: un sistema no es un constructo inerte que las personas utilicen como si fuera una herramienta que se saca de una caja después se vuelve a dejar. El sistema influye sobre los agentes y los modifica, de la misma manera que los agentes influyen sobre el sistema. ¿ o es que acaso piensas que tu manera de pensar va a ser un departamento estanco respecto al sistema económico en el que vives? No sé si viste la entrevista que se hizo en la Universidad de Nueva York a la atleta de Corea del Norte que había pedido asilo político en los EEUU y que – delante de universitarios de esa ciudad- confesó que su pensamiento estuvo tan condicionado que llegó a creer que Kim Jong Un le leía la mente, y que si pensaba cosas inadecuadas, el gobernante de ese país se iba a enterar…Piensas que eso ocurriría si un sistema político fuera algo que las personas utilizan? ¿Crees que el propio Kim Jong Un habría sido capaz de asegurar que tal efecto en la población era una variable que su gobierno tenía planificado y formaba parte de su ideario político?

    • Hola Arturo, muchas gracias por comentar.

      Efectivamente, es un artículo al que deberíamos incluir muchos matices. Sin embargo, es un tema tan complejo que habría que estudiarlo con muchísima profundidad. Llevas razón en lo que dices, por eso al final del texto se incluye el siguiente matiz:

      "Pero jamás al revés, un sistema no cambia nuestra naturaleza. Al menos, eso sí, a corto plazo."

      Por tanto, a largo plazo, como muy bien indicas, sí que podría modificar nuestra forma de pensar.

      Muchas gracias por comentar, la idea es abrir el debate y compartir ideas. No queremos que sea siempre una lucha de lo que es mejor y lo que es peor. Fomentar un debate serio, con comentarios como el tuyo en el que comentas tu forma de pensar desde el respeto y los argumentos.

      Un saludo

  5. Si usamos la defincion de sistema economico por "forma de organizar una sociedad en torno a los recursos" …No estaria mal es articulo al decir "Un sistema no crea pobreza, ni riqueza, ni igualdad, ni justicia. Somos las personas las que creamos el mundo." Ya que si un sistema ha demostrado historicamente tener malos resultados… ¿no seria este un mal sistema?

    • Hola,

      Efectivamente, cabría la posibilidad de verlo desde ese prisma. Es decir, si un sistema no se adapta a nuestra forma de actuar, podríamos llegar a la conclusión de que no es un buen sistema. Aunque, por otra parte, podríamos decir que si cambiamos nuestra forma de actuar y nos adaptamos al sistema, el sistema podría convertirse en un buen sistema.

      Es interesante el debate. ¡ Saludos y gracias por comentar !

    • Hola Juan Manuel,

      La idea es generar un debate al respecto. Desde el equipo de Economipedia, formado por expertos en diferentes campos de la economía, no creemos en las verdades absolutas. Por esto es que respetamos todos los comentarios y argumentos de nuestros lectores siempre y cuando no falten al respeto.

      En este caso, estaríamos interesados en saber por qué piensa que el capitalismo genera hambre. Podríamos construir un debate interesante al respecto.

      Un saludo Juan Manuel y gracias por visitar Economipedia.

Deja un comentario