Árbol de decisión en valoración de inversiones

Lectura: 3 min

El árbol de decisión en valoración de inversiones es una herramienta para la evaluación de proyectos. Como punto de partida, se recopilan todas las opciones entre las que el inversor puede escoger y los eventuales escenarios que enfrenta.

Lo anterior quedará plasmado en un gráfico como el siguiente:

Arbol De Decision 2

Una vez diseñado el árbol, el siguiente paso es calcular el beneficio estimado en cada escenario. Así, se determina qué alternativa ofrece más ganancias.

El árbol de decisión puede ser una muy útil, pero solo si se conoce con exactitud la probabilidad de ocurrencia y el retorno esperado bajo todos los supuestos. De lo contrario, no se tendrá la seguridad de cuál es el camino más óptimo.

En concreto, el árbol de decisión es una herramienta visual. Sin embargo, requiere de cálculos matemáticos para llegar a un resultado, como veremos en un ejemplo más adelante.

Elementos de un árbol de decisión en valoración de inversiones

Los elementos de un árbol de decisión en valoración de inversiones son:

  • Nudos decisionales: Representan las opciones entre las que elige el inversionista, y no dependen del azar o factores externos. Por ejemplo, puede ser que una empresa deba escoger entre contratar con el proveedor A o con el proveedor B.
  • Nudos aleatorios: Son circunstancias que dependen de factores externos, y no solo de la voluntad del agente. Es decir, no se pueden controlar. Por ejemplo, imaginemos tres escenarios a futuro para la demanda de un producto: Optimista, moderado y pesimista. Entonces, a cada uno se la asigna una probabilidad de ocurrencia diferente, teniendo que sumar dichos porcentajes cuya suma es siempre uno.
  • Arcos o ramas: Son las flechas que unen gráficamente los nudos decisionales y/o aleatorios. Así, se pueden conectar las decisiones del inversor con sus posibles consecuencias.

Ejemplo de árbol de decisión en valoración de inversiones

A continuación, veamos un ejemplo de árbol de decisión. Supongamos que una empresa puede elegir en el periodo 0 entre construir su nueva fábrica en la zona norte o sur. Para el primer caso, el coste es de US$ 100.000, mientras que en el segundo es de US$ 105.000.

En el siguiente periodo, una vez lista la fábrica y que la compañía es capaz de comenzar sus ventas, debe escoger entre la estrategia comercial A o B. Asimismo, en ambo casos, podrá enfrentar una demanda alta, moderada o baja.

Entonces, para evaluar la rentabilidad del proyecto en cada supuesto, asumimos una tasa anual equivalente de 0,15. Así, calculamos el valor actual neto (VAN) para todas las combinaciones de decisiones y escenarios.

En suma, se presentarán doce situaciones posibles como vemos en el siguiente cuadro.

CasoDecisión
inicial
EstrategiaDemandaProbabilidadFC*
Año 1
FC
Año 2
VAN
1Zona norteAAlta0,359015091,68
2Zona norteAModerada0,35301001,7
3Zona norteABaja0,31050-53,5
4Zona norteBAlta0,33110140101,51
5Zona norteBModerada0,3340902,84
6Zona norteBBaja0,342045-48,58
7Zona surAAlta0,38517097,46
8Zona surAModerada0,4251108,61
9Zona surABaja0,31540-61,71
10Zona surBAlta0,31120160120,33
11Zona surBModerada0,385511529,78
12Zona surBBaja0,312555-41,67

*FC= Flujo de caja

Por ejemplo, imaginemos que el inversionista elige la zona norte y la estrategia A. Por ende, si la demanda es alta, el VAN de los dos años del proyecto será:

árbol De Decisión 1

El árbol de decisión se podría graficar de la siguiente manera:

árbol De Decisión

Resultado del ejemplo del árbol de decisión

Para obtener un resultado del ejemplo anterior, hallamos el promedio ponderado de los tres escenarios que se desprenden de cada combinación posible de zonas y estrategias. Esto, considerando la probabilidad de cada situación.

Por ejemplo, si el individuo elige la zona sur y la estrategia A, el valor esperado de su inversión será:

Valor esperado = (0,3*97,46)+(0,4*8,61)+(0,3*-61,71)=US$ 14,17 mil

A continuación, siguiendo esa metodología, obtenemos los siguientes resultados:

UbicaciónEstrategiaValor esperado
Zona norteA16,64
Zona norteB17,92
Zona surA14,17
Zona surB35,7

Por lo tanto, la alternativa más rentable para el inversor es instalarse en la zona sur e implementar la estrategia B.

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario