Banco intermediario

El banco intermediario es aquel que cumple la función de facilitador en una transferencia bancaria transfronteriza. Dicho rol recae usualmente en entidades financieras con gran presencia a nivel mundial.

Gracias a los bancos intermediarios, cualquier persona (natural o jurídica) puede enviar dinero, desde su cuenta, a otro sujeto en el extranjero. Esto, sin necesidad de que la institución financiera del ordenante cuente con sucursal en el país de destino.

Los bancos intermediarios mantienen cuentas a nombre de otras compañías financieras. De esa forma, realizan descuentos y abonos en función a los requerimientos de sus clientes.

Por ejemplo, si se solicita una transferencia se tendrá que realizar una deducción a la cuenta del banco desde donde se manda la operación. Asimismo, se hará un depósito a la cuenta de la entidad a la que se está enviando el dinero.

Ejemplo de banco intermediario

Veamos un ejemplo de cómo opera un banco intermediario para entenderlo mejor. Supongamos que Juan López desea realizar una transferencia desde México a su amigo Luis Carbajal que reside en España.

Juan guarda sus ahorros en el Banco KAY y Luis, en el Banco BOP. Hay dos escenarios:

  • Las compañías financieras involucradas mantienen depósitos en el mismo intermediario, por ejemplo, el Banco Trasatlántico. Para proceder con la operación, se autoriza primero un descuento a la cuenta del Banco KAY, que incluye el monto que se desea transferir más una comisión. Luego, se realiza el abono correspondiente a la cuenta del Banco BOP.
  • En un segundo escenario, los bancos del pagador y del receptor registran cuentas, sin coincidencia, en diferentes intermediarios. Estos, sin embargo, sí podrían mantener depósitos en alguna empresa financiera en común que facilitaría la operación, como observamos a continuación:

Como explica el gráfico, en el Banco Trasatlántico, se autoriza un descuento a la cuenta del Banco KAY y un ingreso a la del Banco ABC. Dicha compañía, a su vez, abona el importe correspondiente a la cuenta que el Banco BOP mantiene en su institución. Cada una de las entidades que participan de la operación cobra una comisión al ordenante.

Cabe remarcar que las transferencias internacionales cobran comisiones que pueden ser altas. Si se desea transferir US$ 2.000, esto podría llegar a significar un desembolso, por ejemplo, de US$ 2.500.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario