Beneficio por dividendo

El beneficio por dividendo es un ratio financiero que permite medir la rentabilidad de una acción. Para ello, el indicador toma en cuenta el precio del título valor y la retribución que ofrece a los inversionistas.

El primer paso para calcular el beneficio por dividendo es estimar el dividendo por acción. Para ello, se divide el pay out, que es la porción de las ganancias que se reparte entre los socios, entre el número de participaciones.

En este punto cabe explicar que no toda las utilidades obtenidas por la firma se deben entregar como dividendos. Puede ser, por ejemplo, que una parte del beneficio neto se destine a invertir en nuevas maquinarias.

Cabe precisar que se usa el pay out del año anterior, aunque también se puede recurrir a un estimado para el período entrante.

Finalmente, el dividendo por acción se divide entre el precio de cada título, considerando la última cotización. El resultado se expresa como porcentaje.

La fórmula del beneficio por dividendo es:

Utilidad del beneficio por dividendo

La utilidad del beneficio por dividendo es que permite comparar el rendimiento de dos o más acciones. Esto, en función de su precio y de los ingresos ofrecidos por la empresa.

En otras palabras, este indicador va más allá de la observación del movimiento bursátil, incluyendo para el análisis las rentas esperadas por los accionistas.

Ejemplo de beneficio por dividendo

Para aplicar lo explicado previamente, veamos el siguiente ejemplo:

Supongamos que una empresa tiene 200 acciones listadas en la bolsa de valores. La utilidad neta del último ejercicio fue de US$ 2.000 y se ha anunciado oficialmente que el 50% de este monto se repartirá a los inversionistas.

Si el precio de cada título hoy es de US$ 20, resolvemos el ejercicio de la siguiente manera:

Pago: 2.000*50%= US$ 1.000

Dividendo por acción: 1.000/200= US$ 5

Beneficio por dividendo: 5/20*100= 25%

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario