Director General

El director general de una empresa es la persona que es la última responsable de la administración de una empresa o entidad.


El director general constituye la máxima autoridad dentro de la jerarquía de una empresa o entidad. Es el encargado de la toma de decisiones relevantes en la empresa. Se trata de la persona que dirige el rumbo de la institución y debe responder por sus resultados.

Funciones del director general

La función principal del director general es llevar a la empresa o institución a que cumpla sus objetivos de la manera más eficiente posible. Para llevar a cabo esta tarea, el director general debe hacer las siguientes actividades:

• Definir los objetivos a conseguir: Estos pueden ser convenidos con los dueños de la empresa o entidad
• Planificar: Desarrollar un plan estratégico para llevar a cabo los objetivos planteados
• Organizar: Lo que implica también delegar actividades a su equipo
• Tomar decisiones: El director debe ser quien tome todas las decisiones que tengan un impacto significativo en la empresa y su desarrollo
• Prever: Poder adelantarse, en la medida de lo posible, a los cambios o riesgos que enfrentará la empresa en el futuro
• Comunicar: Debe transmitir las decisiones y estrategia al resto del equipo

Características de un buen director general

Los directores generales pueden tener distintas personalidades o estilos de gestión. Los exitosos usualmente reúnen las siguientes características:

• Tener liderazgo
• Ser capaz de motivar a su equipo
• Buen comunicador
• Organizado

Necesidad de un director general

Las empresas u organizaciones requieren de una persona responsable de la dirección de la empresa. Sobre todo, cuando existen diversos departamentos y equipos de trabajo, el director general es una figura necesaria para coordinar a los distintos actores y lograr que el trabajo que hacen por separado confluya para lograr los objetivos planteados.

Sin una figura que sea la última responsable, los departamentos y personas que participan en ellos, pueden perder el rumbo al no tener una visión global de la empresa y su objetivo.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario