Efectivo

Se habla de efectivo al estado en el que el dinero puede encontrarse en el ámbito económico en curso legal, pudiéndose contar con ello en el corto plazo para asumir distintas obligaciones de pago.

A menudo el efectivo es la forma más corriente de encontrar el dinero en el día a día. A grandes rasgos, es común hablar de efectivo como el dinero del cual se puede disponer en un plazo menor para realizar diferentes transacciones o pagos cotidianos.

Desde el punto de vista de la empresa, es importante tener en cuenta el concepto de liquidez del dinero, ya que el concepto de efectivo está estrechamente ligado a este último como forma de disposición de activo circulante. En otras palabras, aquellos recursos que una sociedad puede transformar en dinero en periodos menores de tiempo.

Por este motivo, es necesario destacar que el dinero en efectivo no es solamente aquel del que disponemos en forma de billetes y monedas, como a menudo suele entenderse coloquialmente, sino que también sería del que disponemos en una cuenta corriente, por ejemplo.

Otra modalidad de efectivo significativo es aquel que puede provenir de documentos de pago a nuestro favor. Un ejemplo típico de este punto es el de los cheques aún no cobrados o de pagarés.

La menor o menos disposición de efectivo por parte de las personas o las sociedades condicionará en gran medida su capacidad de pago y los plazos en los que desarrollen sus respectivas actividades comerciales o económicas.

La innovación tecnológica dentro del concepto de efectivo

Con el desarrollo de las tecnologías y la proliferación de dispositivos móviles en casi todo el mundo las formas de pago han evolucionado considerablemente.

De este modo, las nuevas modalidades de pago por móvil por ejemplo hacen que el concepto de dinero efectivo o disponible se adapte a dichos avances, permitiendo el pago instantáneo en casi la totalidad de ámbitos comerciales.

El concepto de efectivo a escala macroeconómica

Otra aplicación del concepto de efectivo sería el de la cantidad de dinero emitido por un banco central en un territorio determinado.

Es decir, puede considerarse también desde el punto de vista económico que hablamos de efectivo de un país al total de moneda emitida con el que cuenta en un momento determinado.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario