Finanzas Personales

Las finanzas personales tratan de la aplicación de los principios de las finanzas en la gestión de los recursos de un individuo o familia.

Las finanzas personales se ocupan de cómo los individuos o familias administran sus recursos a lo largo de su vida. En su análisis se incluyen no sólo los ingresos y gastos recibidos o pagados durante la vida sino que también, las herramientas o productos financieros con los que cuenta los individuos o familias para optimizar el manejo de sus recursos.

Objetivo de las finanzas personales

El objetivo principal de las finanzas personales es ayudar a las personas y familias a que tomen decisiones informadas que permitan optimizar el manejo de sus recursos. Lo anterior contempla poder alcanzar una serie de sub-objetivos entre los que se encuentran:

  • Protección: contar con una protección adecuada ante riesgos o imprevistos
  • Inversión: lograr acumular o conseguir suficientes recursos para poder invertir en activos que afectan positivamente la calidad de vida pero que son costos. Así por ejemplo, estudiar una carrera en la universidad, adquirir un coche o casa, iniciar un negocio propio, etc.
  • Cumplimiento de impuestos: contar con los recursos para pagar a tiempo los impuestos y otros gastos exigibles por ley
  • Jubilación: mantener los recursos suficientes para poder vivir bien en la etapa de vida en donde dejamos de trabajar
  • Liquidez: contar con los recursos para financiar nuestras actividades cotidianas
  • Traspaso: cumplir con el objetivo de dejar recursos a alguna persona u organización tras nuestra muerte

Elementos de las finanzas personales

Las finanzas personales cuentan con los siguientes elementos básicos:

  • Ingresos: son todos los recursos o entradas de los que se dispone. Por ejemplo: salarios, rentas de alquiler de piso o coche, venta de bienes, etc.
  • Gastos: se refiere a las salidas o pago por distintos conceptos. Así por ejemplo: pago del alquiler, compra de alimentos, etc.
  • Activos: bienes de larga duración con los que se dispone. Por ejemplo: casas, terrenos, coches, etc.
  • Pasivos: deudas que mantenemos con terceros. Por ejemplo: deuda con un banco o un amigo.

Análisis de herramientas disponibles

Las personas y familias cuentan con una gran variedad de instrumentos financieros que les pueden ayudar a gestionar de mejor forma sus recursos. Entre estos instrumentos encontramos:

La elección de cada tipo de instrumento depende de las características del individuo o familia, de su ciclo de vida y de sus propias preferencias.

Planificación de las finanzas personales

Para planificar las finanzas personales se requiere un proceso de análisis que cuenta con varias etapas, estas son:

  • Evaluación: conocer la situación inicial de la persona o familia. Qué tipo de ingresos tiene, cuál es su nivel, cuáles son las expectativas de cambio futuras, etc.
  • Establecer objetivos: identificar y priorizar los objetivos financieros de corto y largo plazo. Así por ejemplo: hacer la compra del mes, comprar una casa, ahorrar para la jubilación, etc.
  • Planificación: definir una estrategia acerca de cómo se pueden llevar a cabo los objetivos y cuáles son los instrumentos financieros apropiados
  • Ejecución: llevar a cabo el plan financiero considerando ajustes en caso de imprevistos
  • Monitoreo y reevaluación: monitorear el cumplimiento del plan, verificar si existen cambios relevantes en las condiciones iniciales y evaluar si es necesario un ajuste o cambio en el plan financiero

 

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario