Línea de pobreza

Lectura: 3 min

La línea de pobreza es un número expresado en una magnitud monetaria por debajo del cual una persona es considerada pobre.

La línea de pobreza es conocida también como umbral de pobreza. Por debajo de la cuantía que se fije como línea de pobreza, una persona es pobre.

La línea de pobreza, como cabría esperar, cambia de unas zonas geográficas a otras. Una persona puede ser rica en su país, y pobre en otro. Por tanto, los organismos que la calculan deben tener en cuenta este tipo de datos.

En consecuencia, para entender bien el término es necesario entender cómo se calcula, cómo se interpreta y de qué depende. Adicionalmente añadiremos un último apartado en el que explicamos que diferencia hay entre línea de pobreza, pobreza extrema y riesgo de pobreza.

¿Cómo se calcula la línea de pobreza?

La línea de pobreza se calcula teniendo en cuenta el poder adquisitivo necesario para satisfacer las necesidades básicas en una zona determinada. Así, si para satisfacer las necesidades básicas en un país A, necesitamos como mínimo 5 dólares al día, esa será la línea de pobreza.

Es decir, la línea de pobreza es la cuantía monetaria mínima para poder satisfacer las necesidades básicas de un adulto. Entre estas necesidades básicas se encuentran el alimento, el acceso a la vivienda, a la educación, a la asistencia sanitaria, disponibilidad de agua potable y electricidad.

La cuantía suele ser expresada en paridad de poder adquisitivo (PPA) y diaria. Es decir, que calcula lo que se necesita para satisfacer dichas necesidades durante un año (en promedio) y luego se pasa a una magnitud diaria. Al mismo tiempo, se tiene en cuenta la inflación y el tipo de cambio para que la medida refleje lo mejor posible la realidad.

Actualmente, el organismo con mayor fiabilidad a este respecto (Banco Mundial) establece que la línea de pobreza se encuentra en $3,20 PPA al día para países de ingresos medianos-bajos y de $5,5 PPA/día para países de ingresos medianos-altos.

Interpretación de la línea de pobreza

Aunque la línea de pobreza expresa una cuantía monetaria, lo que realmente nos interesa es saber qué porcentaje de la población está por encima o por debajo de dicha línea.

En los datos que suelen ofrecer los organismos sobre pobreza, lo que indican es el porcentaje de la población que se encuentra por debajo de esta línea. Si nos indican que hay un 20% por debajo de la línea de la pobreza, quiere decir que existe un 20% de la población que no alcanza esos $3,20 PPA/día y no puede satisfacer todas sus necesidades básicas. Esto se conoce como tasa de incidencia de la pobreza.

No obstante, hemos de tener en cuenta que esta medida no es perfecta. Por ejemplo, si la población está compuesta por 30 millones de personas y 29 millones está en $3,21 PPA/día los datos arrojarán que únicamente el 3,3% de la población es pobre. Sin embargo, estos datos podrían ser radicalmente contrarios si el ingreso fuera 2 centavos menor.

Línea de pobreza, pobreza extrema y riesgo de pobreza

Son conceptos muy parecidos, relacionados entre sí, pero no iguales. Nombraremos las diferencias esquemáticamente:

  • Línea de pobreza: Cuantía monetaria mínima que permite satisfacer las necesidades básicas (alimentos, vivienda, educación, sanidad, agua y electricidad). El Banco Mundial lo fija en $3,2 PPA/día y $5,5 PPA/día dependiendo del nivel de desarrollo del país.
  • Pobreza extrema: Se encuentran en pobreza extrema todas aquellas personas cuyo ingreso no les permita alcanzar el mínimo para alimentarse. El Banco Mundial lo fija en $1,90 PPA/día
  • Riesgo de pobreza: Forman parte de la población en riesgo de pobreza todas aquellas personas cuyo ingreso sea un 60% inferior a la mediana de ingresos por unidad de consumo del total de la población.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario