Mercado continuo

El mercado continuo es un mercado secundario en el que cotizan los títulos de las cuatro principales bolsas de valores españolas. Las cuatro principales bolsas en España son la de Valencia, Bilbao, Madrid y Barcelona. 

Estas cuatro bolsas de valores son mercados secundarios oficiales y tienen como objetivo la negociación de acciones y títulos convertibles o que ofrezcan derecho de suscripción de adquisición. En la práctica, los emisores de renta variable acuden al mercado primario de la bolsa de valores para llevar a cabo sus ofertas de venta de acciones (OPV) o una ampliación de capital.

Estas cuatro bolsas operan bajo una única compañía, Bolsas y Mercados Españoles (BME). Y están interconectadas por el mercado electrónico conocido como SIBE (Sistema de Interconexión Bursátil Español).

El mercado continuo en los mercados financieros

El mercado de valores español se organiza tal como indica el siguiente esquema:
mercado continuo

La supervisión del mercado continuo es llevada a cabo por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Y si bien cotiza a través de Bolsas y Mercados Españoles (BME), de su liquidación y compensación se encarga Iberclear. Empresa, dicho sea de paso, propiedad de BME.

Origen del mercado continuo

Hacia 1981 en España existían cuatro bolsas. Siendo la de más reciente creación, por aquel entonces, la de Valencia. Estas cuatro bolsas (Bilbao, Valencia, Barcelona y Madrid) funcionaban de manera independiente. No sería hasta 1988, año en el que se publicó la Ley del Mercado de Valores, cuando surgiría la idea de unificar todas las bolsas en un único sistema de contratación. La Ley del Mercado de Valores reguló y condujo a las bolsas españolas hacia un único mercado.

Así pues, en 2001 con España ya en la Unión Europea, las cuatro bolsas españolas se unificaron. Nació el SIBE (Sistema de Interconexión Bursátil) y la antigua negociación en corros quedo relegada hasta desaparecer completamente en 2009. Un año más tarde, en 2002, cotizaban tan solo cinco compañías (Nueva Montaña Quijano, Motor Ibérica, Sniace, Altos Hornos y Tubacex). Poco a poco, el mercado continuo fue ganando enteros y en 2007 llegaron a cotizar más de 160 empresas en el mercado continuo.

Funcionamiento del mercado continuo

El mercado continuo permite que una compañía cotice a la misma vez en las cuatro bolsas de valores españolas. Es decir, gracias al mercado continuo las cuatro bolsas están interconectadas. No obstante, si una empresa determinada quiere cotizar únicamente en una sola bolsa, o en dos o tres bolsas de forma separada, tiene la posibilidad de hacerlo.

El horario de negociación está comprendido entre las 9 de la mañana y las 17.30 de la tarde. Añadiendo una subasta de apertura entre las 8.30 y las 9.00, y una subasta de cierre entre las 17.30 y las 17.35.

Por último, podríamos preguntarnos ¿Qué relación existe entre el Ibex 35 y el mercado continuo? Bien, el Ibex 35 es el índice en el que están incluidas las 35 empresas del mercado continuo con mayor volumen de negociación.

 

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario