Política de rentas

La política de rentas se trata de un conjunto de acciones que lleva a cabo el gobierno con el fin de interferir en la formación de las rentas salariales y no salariales.

La política de rentas es uno de los instrumentos de política con los que el gobierno puede intentar manejar la formación y evolución de los distintos tipos de rentas de los agentes económicos que incluyen: los precios de algunos productos o servicios, los salarios (precio del trabajo), precio de alquileres, etc.

Objetivo de la política de rentas

Entre los objetivos que suelen levantarse para la utilización de política de rentas se encuentran:
• Lograr la estabilidad de precios (una cierta meta o rango de inflación)
• Mejorar la distribución de la renta
• Disminuir el desempleo
• Otros

Tipos de políticas de rentas

Existen al menos tres grandes tipos de políticas de rentas:
• Voluntaria: Por acuerdo entre el gobierno y los distintos agentes económicos afectados. Por ejemplo, acuerdos entre los empresarios, sindicatos y el gobierno.
• Impuesta: Obligatoria a través de leyes, normas u otras regulaciones.
• Contrato social: Acuerdos entre el gobierno y algunos afectados (usualmente trabajadores) que pueden negociar una moderación de sus salarios a cambio de mejoras en la política social.

La política de rentas en la práctica

La política de rentas se ha mostrado ineficiente en la práctica. El control de precios por sobre o por debajo del equilibrio de mercado lleva a desajustes que tienen a minar los potenciales beneficios del control.

Actualmente, los gobiernos modernos han tendido a eliminar los controles de precios y a tomar un rol subsidiario, en donde propician las condiciones para que sea el mercado el que actúe como regulador de precios.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario