Tipos de ahorro

Lectura: 3 min

El ahorro es la diferencia entre ingresos y gastos de una persona o entidad. Dependiendo de quién realice el ahorro o del objetivo que persiga se pueden distinguir distintos tipos.

La clasificación entre los distintos tipos de ahorro puede ser diversa. Podemos distinguir varios tipos de clasificación entre unos y otros ahorros. Sin embargo, nos centraremos en las dos clasificaciones más importantes.

Tipos de ahorro en función del ahorrador

En economía, existen dos entes principales. Por un lado se encuentra el sector privado y por otro el sector público. Los tipos de ahorro en función del ahorrador son:

  • Ahorro público: Es el que se realiza por parte del Estado. El Estado tiene unos ingresos (principalmente tributos) y unos gastos (gasto público). La diferencia entre ingreso público y gasto público es lo que se conoce como ahorro público.
  • Ahorro privado: Es el que realizan las familias, empresas y otras entidades. Las empresas generan unos ingresos procedentes de su actividad y tienen unos gastos inherentes a la misma (además de los impuestos). Lo mismo ocurre con las familias. Las familias cobran salarios por trabajar y tienen unos gastos para vivir (casa, comida, préstamos) En consecuencia, la diferencia entre lo que ingresas y lo que gastan (descontando los impuestos) constituye el ahorro privado.
  • Ahorro nacional bruto (ANB): La variable que une los dos tipos de ahorro anteriores es el ahorro nacional. El ahorro nacional hace referencia al ahorro total que tiene lugar en una nación durante un periodo. En él se tiene en cuenta tanto el ahorro privado como el ahorro público.

Es importante tener en cuenta la diferencia entre ahorro y ahorro acumulado. Aunque parezca un detalle sin importancia, sí lo es. Aunque durante uno o varios periodos el ahorro sea negativo, vale la pena observar cual es el ahorro total acumulado.

Por ejemplo, puede que durante dos periodos gastemos más de lo que tenemos. No estaríamos ahorrando, pero tampoco nos estamos endeudando. Ese gasto por encima de nuestros ingresos es posible gracias a nuestro ahorro acumulado.

Tipos de ahorro en función del objetivo

Otra posible clasificación del ahorro es atendiendo al tipo de objetivo. Los objetivos que nombraremos a continuación pueden ser perseguidos tanto los entes privados como los entes públicos. Los tipos de ahorro en función del objetivo son:

  • Ahorro de emergencia: Es aquella parte de nuestros ahorros que dedicaremos en caso de emergencia. A priori, debe ser un dinero con el que no deberíamos contar. El ahorro de emergencia debería ser una cantidad de dinero tal que podamos cumplir con nuestras obligaciones durante un periodo de tiempo si dejamos de recibir ingresos. Por ejemplo, una cantidad que nos permita vivir sin trabajar durante 6 meses.
  • Ahorro para la jubilación: Es el ahorro que, habitualmente, va aumentando cada año dedicado a nuestra jubilación. Aunque muchos países disponen de sistemas de pensiones en función de los impuestos pagados a lo largo de la vida laboral, muchas personas prefieren ser previsoras. Es decir, ahorrar cada mes una pequeña parte para que el momento en que se jubilen tengan una suma considerable que les permita vivir mejor.
  • Ahorro para los hijos: Uno de los ahorros más comunes es el que se dedica a los hijos. Este ahorro puede ser tanto antes de tener un hijo (dinero necesario para su infancia) o durante su crecimiento (para sus estudios). La educación es costosa y si no se planifica bien (a menos que se reciba ayuda del estado) es complicado tener acceso a los estudios universitarios.
  • Ahorro con objetivo definido: Dentro del ahorro con objetivo definido entran muchas posibilidades. Hemos creado este punto, por no añadir un tipo de ahorro para cada una de las partes que seguramente lo necesiten. Por ejemplo, para comprar una casa, un coche, irse de viaje, salud. En función del objetivo concreto que tengamos, es recomendable ahorrar una parte de nuestro dinero antes de adentrarnos en la compra de bienes como una casa o un coche.

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario