Títulos dilutivos (Dilutive securities)

Los títulos dilutivos son títulos convertibles emitidos por una empresa para financiar su actividad que al momento de su conversión reducen el beneficio por acción.

Los títulos dilutivos no se consideran acciones ordinarias al momento de su emisión. No es hasta la conversión o el canje cuando estos títulos pasan a ser acciones ordinarias de la compañía. Si al momento de convertirse los títulos, reducen las ganancias por acción, serán considerados títulos dilutivos. Esto sucede porque al convertirlos aumentaría la base accionarial de la empresa y en consecuencia se reduciría el beneficio por acción (efecto dilutivo).

Razones por las cuales se emiten títulos dilutivos

Cuando una compañía necesita financiar algún proyecto además de emitir acciones ordinarias, puede optar por la vía de emitir títulos convertibles o canjeables. Estos títulos por lo general tienen unos privilegios distintos a las acciones ordinarias, como por ejemplo, la pérdida del derecho a voto en las juntas de accionistas. De esta manera los accionistas mayoritarios evitan que nuevos accionistas entren en el capital de la empresa pudiendo influir en la toma de decisiones. Aunque por lo general se les suelen conferir el derecho a un dividendo o cupón mayor que las acciones ordinarias. Se pretende así compensar la pérdida del derecho a voto.

Otro motivo de emitir títulos convertibles es el menor pago de intereses al inversor. Esto tiene su lógica, dado que al tener derecho a la conversión de los títulos, el inversor debe aceptar un menor interés.

Tipos de títulos dilutivos

Los principales títulos dilutivos que puede emitir una empresa son los siguientes:

Ejemplo de dilución de capital con la conversión de títulos dilutivos

Para saber el efecto que tiene la conversión de los títulos hay que calcular el beneficio por acción (BPA) y el beneficio por acción diluido (BPA diluido), es decir el beneficio por acción sin convertir los títulos y el beneficio por acción tras la conversión.

Supongamos que durante 20X8 la empresa ABC ha tenido un ingreso neto de 100.000$ y tenía 200.000 acciones en circulación a lo largo del año. A lo largo del año 20X8 la empresa emitió 500 bonos a la par con un nominal de 1.000 y un cupón del 5% convertibles en 100 acciones cada uno. La tasa impositiva es del 30%.

¿Cuáles serían el beneficio por acción y el beneficio por acción diluido?

Para calcular el beneficio por acción, simplemente dividiríamos el beneficio neto entre el número total de acciones. El resultado sería el siguiente:

Para calcular el beneficio por acción diluido se tendría en cuenta la conversión. Por lo tanto, habría que añadir al beneficio neto el ahorro de intereses neto generado al convertir los bonos (ya que se dejaría de pagar ese cupón).

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario