La atomización en economía ocurre cuando existe un mercado muy fragmentado, en donde participan numerosos agentes (compradores y vendedores), ninguno de los cuales tiene poder para influir por sí sólo en el equilibrio del mercado.

La atomización se refiere a la existencia de un gran número de compradores y vendedores en el mercado. Cada uno de ellos tiene un tamaño pequeño con respecto al total por lo que no tienen ninguna influencia en la determinación de la cantidad y precio de equilibrio del mercado.

Características de la atomización

Las principales características de un mercado atomizado son:

  1. La cantidad que ofrece cada uno de los vendedores en el mercado, es muy pequeña en relación a la oferta total. De esta forma, aun cuando un agente modifique sustancialmente su cantidad ofrecida, no habrá ningún efecto significativo en el equilibrio del mercado.
  2. Los compradores o demandantes de productos se encuentran muy fragmentados, lo que compra cada agente de manera individual es muy pequeño con el respecto al total demandado. Ningún comprador cuenta con poder de compra de modo que no tiene influencia para negociar/modificar los precios que enfrenta.
  3. Los agentes, oferentes y demandantes, actúan de manera independiente. No se forman agrupaciones o asociaciones que puedan conseguir influencia en el mercado.
  4. Todos los agentes del mercado toman los precios que enfrentan en el mercado como dados. Si un oferente intenta vender a un precio más alto que el de mercado, nadie le comprará. Si un comprador ofrece un precio menor que el de mercado, nadie le venderá.

Atomización y competencia perfecta

Para que un mercado sea perfectamente competitivo, es esencial que el mercado sea atomizado. De esta forma, todos los agentes compiten de manera independiente sabiendo que sus acciones no tendrán ninguna influencia significativa en el resultado final del mercado.

Además, como se trata de un gran número de oferentes, los intentos de coludirse para poder aumentar sus ganancias serán infructuosos. Por el lado de los vendedores, es lo mismo, la posibilidad de unir fuerzas para influir en los precios de compra se ve dificultada por la existencia de un gran número de agentes, lo que hace muy difícil la coordinación.

Atomización y mercadotecnia

El concepto de atomización también se utiliza en el área de mercadotecnia. En este caso se refiere a la segmentación del mercado en muchos pequeños mercados objetivo. La segmentación puede ser de grupos pequeños (por ejemplo, jóvenes de determinadas características) o incluso individual, en donde el producto o servicio de hace a la medida del cliente.