Un banderín bursátil es una figura de análisis técnico de tipo chartista y, dentro de estas, de continuación de tendencia.

Un banderín bursátil recibe dicho nombre por su apariencia con los banderines que habitualmente se ponen en los festejos. Son banderas pequeñas en forma triangular. Aparecen en las correcciones de una tendencia. Es decir, los momentos de descanso de una tendencia bursátil. Pues, como sabemos, cuando un activo financiero sube no lo hace de forma continuada y sin freno.

Representación gráfica del banderín bursátil

Su aspecto es el siguiente:

 

 

Esta figura se podrían considerar una variante de la bandera bursátil. Son muy parecidas a simple vista, aunque la bandera está formada por líneas paralelas y el banderín por líneas que se cortan. Su análisis e interpretación es prácticamente el mismo. La única diferencia que podríamos apreciar sería que los banderines se dan en tendencias más fuertes.

Tipos de banderín bursátil

Podríamos diferenciar entre dos tipos de banderines. Los banderines alcistas, que son aquellos que aparecen en tendencias alcistas. Y los banderines bajistas, que son aquellos que aparecen en tendencias bajistas. En ambos casos, suelen ser bastante pequeños en relación a la tendencia precedente. Tendencia que, dicho sea de paso, en todos los casos es muy fuerte.

  • Banderín alcista

Un banderín alcista se da en tendencias alcistas muy fuertes. Es decir, en activos que están subiendo con mucha rapidez. Por ejemplo:

La proyección del banderín alcista es, como mínimo, el tamaño del movimiento alcista precedente.

  • Banderín bajista

Un banderín alcista se da en tendencias bajistas muy fuertes. Es decir, en activos que están cayendo de forma acelerada. Por ejemplo:

La proyección del banderín bajista es, como poco, el tamaño del movimiento bajista anterior.

En ambos casos, las proyecciones no siempre se cumplen a rajatabla. Principalmente por dos motivos. El primero tiene que ver con la correcta identificación de la figura. Debemos tener en cuenta que la identificación sea incorrecta y no sea un banderín. Y el segundo motivo, tiene que ver con la aleatoriedad de la bolsa. No siempre se cumple la teoría. De lo contrario, todos seríamos ricos.

Diferencia entre banderín bursátil y triángulo bursátil

Aunque en realidad el tratamiento podría ser el mismo, banderín bursátil y triángulo bursátil no son lo mismo. Si bien es cierto que muchos analistas no diferencian entre banderín y triángulo pequeño esto es teóricamente erróneo. Aunque sean figuras de continuación las implicaciones e interpretaciones no son las mismas. A continuación veamos las principales diferencias:

  • Duración: La duración de un banderín es siempre muy reducida. Por contra, un triángulo puede tener duración reducida (aunque no tan reducida) pero también una duración mucho más amplia.
  • Implicación: La implicación de un banderín es otro movimiento igual o superior al movimiento precedente. La implicación de un triángulo es su altura.
  • Tendencia precedente: La tendencia precedente de un banderín es siempre muy fuerte. Mientras, un triángulo puede estar precedido de una tendencia muy fuerte o no. Es decir, en los triángulos no presenta una condición.

En cualquier caso, la identificación como una figura u otra dependerá de la experiencia del analista y de su juicio más o menos subjetivo. Para unos analistas esta diferenciación tendrá importancia y para otros no la tendrá. Todo sea dicho, teóricamente existe esa diferencia.

Por último, en mi opinión, junto con las banderas bursátiles y las pautas planas, constituye una de las figuras más rentables y fáciles para hacer trading. Claro que esto queda en nada, si no se realiza una adecuada gestión monetaria y su operativa no forma parte de un sistema de trading testeado.