Se denomina bien Giffen cuando la demanda de ese bien aumenta a medida que el precio se incrementa. Por este comportamiento inverso a los bienes normales, no cumplen la ley normal de la demanda, siendo estudiados en microeconomía. La ley de demanda sostiene que cuanto mayor es el precio de un bien menor es su demanda, en el caso de los bienes Giffen se produce la paradoja de que la demanda de ese bien aumenta cuando más caro es.

Este tipo de bien se asocia directamente a bienes de subsistencia que necesiten consumir personas que se encuentren en situaciones de extrema pobreza y con un presupuesto económico muy limitado. Nos referimos a los bienes como los alimentos básicos, que en el caso de que se produzca un aumento del precio de ese bien, se produce un aumento de su demanda.

bg

Al contrario que los bienes normales o los bienes inferiores no Giffen, la curva de demanda de un bien Giffen tiene pendiente positiva, en donde los incrementos en precio (P1 y P2) producen aumentos de demanda del bien “x” representado como X1 y X2. Hoy en día, se considera una conducta atípica del comportamiento del consumidor al catalogar como bien Giffen a ciertos bienes.

Condiciones para que sea considerado un bien Giffen

Los bienes Giffen deben cumplir tres condiciones indispensables para encajar en esta categoría:

– El bien del que se trate debe ser un bien inferior, lo que significa que dicho bien se demanda más cuando menor es la renta del consumidor (como se ha visto en el ejemplo anterior).

– El bien debe representar una parte importante del presupuesto del consumidor o, en otras palabras, debe ser casi indispensable para la subsistencia de la persona que lo adquiere (como también se ha demostrado con el mismo ejemplo aclaratorio).

–  Debe haber una escasez de bienes sustitutivos. Es decir, no se debe cumplir que si aumenta el precio de un bien y debido a ese cambio la demanda por otro bien aumenta, se dice que el primero es sustituto del otro.

En este sentido, dos profesores de la Universidad de Harvard, Robert Jensen y Nolan Miller, han continuado investigando la presencia de los bienes Giffen a través del consumo de dos productos -arroz y pasta- en dos de las regiones más pobres de China. El método ha consistido en subvencionar durante cierto tiempo ambos bienes para evaluar los cambios en la demanda derivados de los cambios en los precios. La conclusión es que se observó el comportamiento anticipado por Robert Giffen: la demanda de los productos se incrementó cuando el precio del arroz y la pasta aumentó como consecuencia de la retirada del subsidio.

Ejemplo de bien Giffen

¿Por qué aumenta la demanda cuando el precio es más caro?.

En este ejemplo, un individuo que consume solo dos productos: uno básico como las patatas y otro de mayor categoría y, por tanto, más caro, como la carne. Estos dos bienes suponen el 100% del presupuesto de la persona.

¿Qué ocurriría si el precio de las patatas aumenta?.

Según la ley de la demanda, si el precio de un bien aumenta, la demanda debería reducirse; de hecho, nuestro amigo debería consumir menos patatas debido a que ya no tiene suficiente presupuesto, pero obviamente tendría que sustituir las patatas por otro producto que le permita alimentarse (como la carne).

Sin embargo -y es en este punto donde nos encontramos con la paradoja del bien giffen- no le queda más remedio que sustituir la carne (ya que sigue siendo más cara) por patatas con el fin de compensar ese presupuesto. El resultado final es que el consumidor termina demandando más patatas que en la situación inicial pese a que su precio ha aumentado.