El cheque posdatado es aquel cuya fecha de emisión es posterior al día en que realmente fue otorgado. El documento puede indicar, por ejemplo, que su expedición ocurrió el 6 de mayo. Sin embargo, el beneficiario lo recibió en abril. Es lo contrario al cheque antedatado.

Una situación en la que el emisor (librador) usa este tipo de cheque es cuando no tiene dinero suficiente en su cuenta al momento de extenderlo. Entonces, solicita al tenedor que realice el cobro a partir de la fecha que figura en el papel.

No obstante, es posible presentar un cheque posdatado antes de su fecha de expedición. El banco debe acceder al pago correspondiente, siempre y cuando existan los fondos requeridos en la cuenta del librador.

Características del cheque posdatado

Entre las características del cheque posdatado destacan:

  • Es común cuando se realizan préstamos a corto plazo o compras a crédito. Así, el librador ofrece una retribución a futuro.
  • Los cheques posdatados son válidos, al igual que aquellos sin fecha de emisión (para que la coloque el beneficiario).  Asimismo, son admisibles las órdenes de pago con día de expedición anterior al momento real de su entrega (antedatado).
  • Si al presentar el cheque al banco no existieran fondos suficientes en la cuenta del librador, el beneficiario podría demandar judicialmente el cobro del documento.
  • No es igual cheque posdatado que cheque de pago diferido. Este último contiene una fecha de emisión y una fecha de pago posterior a su otorgamiento. Es decir, el librador establece claramente que el documento solo puede ser cobrado transcurrido un lapso de tiempo después de su expedición.
  • El cheque posdatado es más fácil de endosar que otros cheques. Ello, debido a que los periodos legales de cobro son más amplios. Si el papel se extiende, por ejemplo, el 2 de diciembre y es emitido y pagadero en España, el beneficiario podría usarlo hasta el 17 de diciembre. Sin embargo. si se coloca a propósito como fecha de emisión el 5 de diciembre, el tenedor contará con unos días más para acercarse a la entidad financiera.