Se considera dinero todo aquel activo o bien que generalmente se acepta como medio de cobro y pago para realizar transacciones.

Por el contrario de lo que pueda creerse, el dinero no son solo los metales y papeles que acostumbramos a ver como monedas y billetes respectivamente, sino toda aquella clase de activos que una comunidad acepte como medio de pago. Naturalmente, para facilitar las transacciones se creó el dinero físico.

Money-dineroAntes de que existiera el dinero las transacciones se realizaban por medio del trueque. Imagina que yo me dedico a criar gallinas y tú a sembrar trigo, podemos llegar a un acuerdo de intercambio. Como por ejemplo, yo te doy una gallina a cambio de un kilo de trigo. El problema surge cuando a ti no te interesan las gallinas. ¿Cómo conseguiría yo comprarte el trigo? Si pudiera vender las gallinas a otra persona y ella me diera algo que a ti sí que te interesara intercambiar, entonces ya podría comprarte trigo. Así nació el dinero.

Pero no solo el dinero físico (efectivo) se considera dinero. También es dinero el dinero electrónico o cualquier activo que se pueda utilizar como medio de pago o de cobro. Una factura por ejemplo, que es un documento de cobro, también es dinero, pues a su poseedor o a quien se endose, tiene derecho a cobrar la cantidad indicada. Igual pasa con los cheques, pagarés o letras de cambio, ya que al ser mecanismos legales y comúnmente aceptados, dan a su poseedor el derecho de pago o a su acreedor la obligación de pago. Una tarjeta de crédito o un aval también lo son por los mismos motivos, ya que son anotaciones contables respaldadas por una cuantía económica.

Usos del dinero

El dinero se ha hecho indispensable en la vida del ser humano. Esto se debe a que las funciones que realiza son prácticamente insustituibles por cualquier otro método conocido. Sus tres usos principales son:

  • Unidad de cuenta: utilizado para poder determinar el precio de cada cosa.
  • Medio de cambio: para poder realizar transacciones comerciales mediante pagos y cobros.
  • Depósito de valor: teniendo las monedas y billetes valor en sí mismos sirven para proporcionar ahorro para que las familias y empresas puedan utilizarlo para emergencias sin que se deteriore.

En origen, el dinero fue creado como medio de pago para evitar justamente el trueque, y poder valorar de forma efectiva  todos los bienes a través de una misma vía, la moneda. Las monedas también fueron creadas inicialmente como valor intrínseco, es decir, que valían su composición en oro. Las monedas tenían valor porque estaban compuestas de oro y plata, y valía su peso en este preciado metal; mientras que hoy día el dinero es fiduciario, es decir, nosotros otorgamos un valor generalmente aceptado que viene marcado por la propia moneda. Sabemos que una moneda de 2 euros vale dos euros porque lo aceptamos, sin embargo su composición apenas vale 20 céntimos.

El artículo cómo crean dinero los bancos puede ayudarte a una mejor comprensión de qué es el dinero en la actualidad.