La función de utilidad es una función en la que se mide la “satisfacción” o “utilidad” que obtiene un consumidor cuando por medio del consumo disfruta de una cantidad de bienes. El concepto de utilidad es algo subjetivo que no se puede medir,es decir, debido a distintos factores en los que depende de cada persona es difícil medir este concepto, sin embargo es posible simular y llegar a hacernos una idea gracias a las funciones de utilidad.

La función de utilidad asigna valores numéricos a cada unidad de bienes consumidos. Ahora bien, cuando obtenemos un valor mayor al que ha resultado de la función de utilidad es mejor que si el valor fuese inferior al conseguido por la función.

En el siguiente gráfico vemos un ejemplo de la función de utilidad:

Función de utilidadLas características más destacadas de la función de utilidad, que podemos ver en este gráfico son las siguientes:

  • La utilidad se incrementa pero de manera decreciente, es decir, tiene un valor máximo y a partir de ese punto la utilidad disminuirá.
  • Si aumenta el consumo del bien la satisfacción total crece, sin embargo llegados a un punto las variaciones en la utilidad son cada vez más menores.

Los economistas utilizan el término utilidad para calcular la satisfacción que las personas obtienen en actividades tales como el trabajo, el consumo o la inversión. Estas actividades generan utilidad positiva y aquellas que no satisfacen producen utilidad negativa, ya que los gustos pueden ser diferentes en cada persona. Además existe una relación entre utilidad y riqueza a la que llamamos función de utilidad financiera del inversionista, este siempre buscará más riqueza que menos riqueza, el problema en este caso es conocer hasta qué punto la inversión conseguida aumenta la utilidad del inversionista, en otras palabras, cuanta más riqueza consigue una mayor utilidad positiva obtiene y una mayor motivación posee para ir en busca de más.