Infraponderar consiste en valorar un bien o servicio en base a criterios económicos y no económicos por debajo de su valor de mercado. En el argot de los mercados financieros, este término es muy utilizado en el trading para la valoración de un activo financiero.

La infraponderación de un gestor de inversiones en un valor o varios de la cartera de una inversión se produce como consecuencia de que el valor esperado o retorno de ese activo financiero va a estar por debajo de su indice de referencia o por debajo del rendimiento de su sector.

De esta forma, el gestor intentará maniobrar su cartera dando mayor peso a otros valores que puedan rendir mejor y reduciendo el peso de aquellos que estén generando un rendimiento menor.

Si un activo financiero tiene una rentabilidad menor a la de su sector durante los últimos 12 meses, se dice que está infravalorado.

Infraponderar: Ventaja competitiva Si o No

Una persona infravalora un bien o un activo porque ha realizado un análisis exhaustivo de ese bien/activo y considera que su valor real es inferior al que tiene en la actualidad, por tanto, pujara o realizará una venta si se trata de un activo financiero, con la finalidad de poderlo comprar más barato.

Además, como comentábamos este término es muy utilizado en el trading y en general en el sector de los mercados financieros. Su uso se instrumentaliza con derivados para posiciones cortas ya que muchas casas de inversión publican sus estimaciones respecto a un valor indicando que el valor hay que infraponderarlo, esto es, hay que valorarlo a un menor precio, situación que los inversores aprovechan para introducir posiciones bajistas hasta cumplir el precio objetivo de esa valoración más baja.

El término infravalorar puede suponer obtener una ventaja competitiva con respecto a las condiciones de mercado, si bien es cierto que no siempre tiene por qué ser beneficioso, ya que el precio de ese bien o activo puede ir en dirección contraria a nuestras estimaciones futuras sobre éste. A su vez, debemos mirar el lado de la demanda y pensar que si se infravalora un bien o un activo es porque existe alguna característica de éste que no es positiva y, por tanto, su utilidad marginal será mucho menor, a la vez que su demanda, llegando a que ésta última disminuya considerablemente. También debemos tener en cuenta el factor de la competencia, ya que puede hacer que la demanda de este activo pueda llegar al nivel próximo a cero e incluso llegar a desaparecer.

En el caso de un bien, es difícil mantener una demanda regular ya que las expectativas de las personas se mueven por modas y los consumidores cambian sus preferencias debido a múltiples factores, aunque el factor más determinante es el buen uso de la publicidad y el marketing en un entorno competitivo. De este modo, ambas determinan el comportamiento de los consumidores porque tiene mensajes que generan un pensamiento en el cerebro de las personas y hacen que lleguen de forma directa, afectando a su forma de actuar y de valorar un bien o servicio.