El patrimonio neto de una empresa son todos aquellos elementos que constituyen la financiación propia de la empresa. En el balance de situación es la diferencia efectiva entre el activo y el pasivo.

Lo componen principalmente los fondos propios (el dinero que aportan los socios más las reservas guardadas por la empresa y los beneficios que haya generado). Anteriormente, los fondos propios y el patrimonio neto se consideraban sinónimos. Sin embargo, según los nuevos criterios internacionales el patrimonio neto incluye además otras partidas, como los ajustes contables producidos por errores o cambios de criterio contable.

Se considera al patrimonio neto de una empresa como el valor de esa empresa. Cuando una empresa da beneficios, ese dinero se incluye dentro del patrimonio de la empresa, por lo que la misión principal de los directivos de una empresa es aumentar el patrimonio neto. Cuanto mayor sea el patrimonio neto, mayor es el valor de la empresa.

En contabilidad, concretamente en el balance de situación,  podemos diferenciar entre el activo (lo que se tiene), el pasivo (lo que se debe) y el patrimonio neto (lo que es de la empresa). El patrimonio neto lo podemos calcular como activo menos pasivo:

Patrimonio neto = Activo – Pasivo

Es importante conocer el patrimonio neto de la empresa para saber si ésta funciona correctamente. Si la empresa tiene un patrimonio neto mayor que cero, está financiada con su propio dinero y no tiene deudas u obligación de devolvérselos a nadie. Una empresa que va aumentando año tras año su patrimonio neto gracias a los beneficios es una empresa sana y con futuro. En cambio si tiene un patrimonio neto igual a cero, todo lo que tiene la empresa lo ha comprado con deuda y si la empresa tiene patrimonio neto negativo, la empresa se encuentra en una situación en la que debe más de lo que tiene, por lo que podemos decir que la empresa está en quiebra.

Cálculo del patrimonio neto

Podemos calcular el patrimonio neto como lo que se tiene (activo) menos lo que se debe (pasivo).  Por ejemplo, si una empresa compra una furgoneta de 20.000 euros, la cual es un activo, podemos comprarla de varias formas:

  1. La empresa pide un préstamo y la compra. En este caso la empresa tiene un activo de 20.000 euros y un pasivo del mismo importe. Por lo cual, la empresa no aporta nada y su patrimonio neto no varía, ya que tiene una furgoneta cuyo valor le debe al banco.
  2. Los socios de la empresa ponen los 20.000 euros para pagar la furgoneta. En este caso, la empresa tiene un activo de 20.000 euros y ningún pasivo, ya que el dinero lo pone la empresa y no el banco. De manera que a diferencia del caso anterior la empresa aumenta su patrimonio de 20.000 euros.

En la siguiente gráfica podemos ver el balance de situación de una empresa y el patrimonio neto como parte del balance:

Balance de situación