La regla monetaria de Hayek es una iniciativa de Friedrich August Hayek que propone mantener a un nivel constante el flujo anual de dinero circulando en la economía con el fin de estabilizar la economía y evitar los ciclos económicos.

La regla monetaria de Hayek implica que la circulación total de dinero en una economía, que es igual al gasto nominal, se debe mantener a un nivel constate.

Uno de los objetivos de la regla monetaria de Hayek es evitar las fluctuaciones en la circulación del dinero ya que generan efectos perjudiciales en la economía. Las fluctuaciones provocan severos vaivenes en la economía que elevan la magnitud de los ciclos económicos.

Fundamentos de la regla de Hayek

Hayek argumenta que los ajustes en los precios no solo se explican por cambios en la escasez relativa de los bienes y servicios. Dado que estos ajustes no se producen por cambios en la oferta los precios dejan de ser informativos para compradores y vendedores.

La razón para que se produzcan estos cambios es simplemente porque hay más o menos unidades de dinero disponibles para la compra de bienes o servicios. Esto provoca distorsiones en los precios, los cuales tienden a sobredimensionarse. Cuando los precios se distorsionan se acaba produciendo un proceso de ajuste inestable que causa alteraciones en el funcionamiento de la economía. Hayek sostiene que estas alteraciones son las que sobredimensionan los ciclos económicos y provocan muchas de las crisis económicas y las burbujas económicas.

Aplicación de la Regla monetaria de Hayek

Una forma sencilla de observar la regla monetaria es a través de la ecuación cuantitativa:

MV = Py

Donde:

La regla de Hayek propone mantener constante la circulación total de dinero en la economía, lo que es igual a MV.

  • Cuando “y” aumenta, “P” debe caer. Si la economía es más productiva, los precios deben caer.
  • Si se observa que“P” cae, hay que ser cauteloso y analizar sus causas. No es lo mismo que “P” descienda por un aumento de “y”, que por una caída de “V”.
  • Al observar que“V” cae, debemos aumentar “M”.

Ahora en la práctica, para mantener estabilizada la cantidad nominal de gasto de acuerdo a lo que propone la regla de Hayek, es necesario tener presente que no es posible medir directamente la velocidad de circulación del dinero. Pueden existir factores o eventos no observados que cambien las preferencias de los hogares por mantener dinero, lo que a su vez impacta en la velocidad.

Para que el banco central (u otra autoridad monetaria) logre mantener cantidad nominal de gasto, será necesario que se enfoque en una variable relacionada a la velocidad de circulación. Dado que el gasto nominal es igual a la producción nominal la que a su vez es equivalente al ingreso nacional, una forma de acción sería definir una cierta banda de crecimiento del producto, antes de intervenir.

Ejemplo de aplicación regla monetaria de Hayek

Un ejemplo es la actuación del Banco Central de Estados Unidos (Fed) en los tiempos de la crisis financiera de 2008. La crisis aumentó la demanda de dinero y la velocidad cayó. La Fed respondió aumentando la cantidad de dinero disponible a través de comprar activos pagando por ellos con dinero recién creado.

Críticas a la regla monetaria de Hayek

Una de las críticas a la política monetaria de Hayek, y de la intervención del banco central en general en momentos de crisis, es que requiere de la reacción de la banca comercial. Así por ejemplo, aun cuando el banco central aumente (o disminuya) la base monetaria, su actuación puede ser ineficaz si los bancos privados no prestan más dinero a los clientes y se dedican a aumentar sus reservas.