El Soporte es un indicador bursátil técnico de tipo chartista que muestra un zona de suelo en el precio de un activo financiero. Se considera una herramienta muy útil para ver si el precio es sobrevendido o no y, de este modo, analizar si éste es “barato” en base a la situación de ese activo.

Análisis de una zona de Soporte

La teoría del análisis técnico nos dice que cuando los precios llegan a una zona de Soporte el inversor tiene que comprar ese activo financiero, ahora bien, para que un nivel se considere soporte tiene que haber una reacción de precios similar en el pasado dónde éstos hayan rebotado al alza y también debe acompañarse de un importante volumen de negociación ya que sin éste la fiabilidad del nivel de soporte no sería válida. Del mismo modo, si una zona de precios considerada como soporte toca muchas veces en un corto período de tiempo, podemos considerar que no es válido, ya la probabilidad de que no funcione es mayor.

Existen inversores que buscan la ruptura de los soportes a la baja para introducir posiciones bajistas o alcistas, una vez han roto este nivel en un determinado porcentaje. Esta estrategia es muy agresiva y no es las más recomendable, si bien es cierto que la decisión de inversión recae en el propio inversor.

Ejemplo de Soporte

A continuación vamos a ver un ejemplo en el gráfico del Ibex 35 con una zona de soporte en el nivel aproximado de 8.135 puntos:

Untitled

En este ejemplo, el nivel viene acompañado de volumen y de presión compradora en la vela blanca que ha marcado el soporte. Una buena estrategia sería comprar en ese nivel e introducir un nivel de protección (stop loss) por debajo del mínimo de la vela blanca en caso de que la cotización continué cayendo.

El redactor recomienda:

Resistencia