La tasa de desempleo, también conocida como tasa de paro, mide el nivel de desocupación en relación a la población activa. En otras palabras, es la parte de la población que estando en edad, condiciones y disposición de trabajar -población activa- no tiene puesto de trabajo.

La tasa de desempleo es muy útil para conocer las personas que no están trabajando. Su fórmula de cálculo es la población de 16 años y más que no está trabajando y busca trabajo, dividido entre la población económicamente activa de 16 años y más, esto es, ocupados más desocupados. Se calcula de la siguiente manera:

Tasa de desempleo-tasa de paro

 

Su estudio se suele desagregar en diferentes categorías: edad- 16-24, 25-34,35-44,45-59,60 y más años, sexo y área de residencia. El Instituto Nacional de Estadística (INE) es la institución encargada de publicar la tasa de desempleo. Existen oficialmente 246 registros de países, a través de este enlace se puede acceder al desempleo por países.

En general, los censos de población no son la fuente más idónea para medir este índice, pero sí lo son las encuestas de hogares, complementadas con estudios acerca del subempleo, el trabajo informal y eventual o estacional.

Tipos de desempleo

Los tipos de desempleo más comunes son los siguientes:

  • Desempleo estructural: Este tipo de desempleo se produce por un desajuste sostenido entre la calidad del desempleo y las características entre la oferta y la demanda, poca adaptación de los entes económicos que participan en la economía externa y la incapacidad de desarrollar un mercado interno eficiente. Por último, también se produce por la caducidad del modelo productivo.
  • Desempleo cíclico: Este tipo de desempleo se origina como consecuencia de los ciclos económicos.
  • Desempleo friccionalSe refiere a los trabajadores que se mueven de un empleo a otro con perspectivas de mejora, siendo un desempleo temporal.
  • Desempleo estacional: La oferta y la demanda varía en función de las estaciones del año.
  • Desempleo de larga duración: Este tipo de desempleo afecta a una persona que está parada y no encuentra trabajo durante un período superior a seis meses. Tiene un efecto psicológico negativo sobre las personas ante la imposibilidad de encontrar trabajo y ante la escasez de oferta y de baja calidad. A su vez, tiene efectos negativos sobre la estabilidad de la economía. Existen países, como EEUU, cuyos objetivos principales de política económica se centran en la contención y reducción de la tasa de desempleo, a diferencia de otros países, como en Europa, dónde el objetivo principal es la estabilidad de precios, dejando en un segundo plano las políticas de creación de empleo.
  • Desempleo abierto: Es aquel en el que las personas se encuentran en situación de no tener trabajo, pero se encuentran buscandolo de forma activa, estando disponibles y dispuestos para trabajar.
  • Desempleo en iniciación: Los demandantes de empleo están esperando noticias por parte del empleador porque ya habían hecho una entrevista previa.

El desempleo es un problema muy importante de la sociedad y los Gobiernos tienen que dedicar el mayor número de recursos para corregirlo.

Ejemplo de la tasa de paro

Supongamos los siguientes datos extraídos de una economía:

Población desempleada: 2.000.000

Población ocupada: 10.000.000

Población activa: 12.000.000

Calculando la tasa de desempleo obtenemos:

TD = (N desempleados/ Población activa)

TD= (2.000.000/12.0000)*100= 16,6%